• En el país se mantiene en más de 50% de la Población Económicamente Activa, a pesar a los aumentos positivos en el sector formal
  • Tasa de desempleo en México bajó al 2.6 por ciento de la PEA en diciembre de 2023, por debajo del año anterior

María Escalante García

La tasa de desempleo en México bajó al 2.6 por ciento de la población económicamente activa (PEA) en diciembre de 2023, por debajo del año anterior, pero con más de la mitad de los trabajadores aún en la informalidad, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Los últimos datos Inegi señalan que informalidad laboral en el país se mantiene en más de 50% de la Población Económicamente Activa, a pesar a los aumentos positivos en el sector formal.

“La población desocupada fue de 1.6 millones de personas y la tasa de desocupación (TD), de 2.6 por ciento de la PEA. Respecto a diciembre de 2022, la población desocupada descendió en 59 mil personas y la TD fue menor en 0.1 puntos porcentuales”, detalló el Inegi.

La PEA del último mes del año llegó a 60.7 millones de personas de 15 años y más, lo que representó una tasa de participación de 59.9 por ciento y una población activa superior en 1.1 millones de personas a la de diciembre de 2022.

De la PEA, 59.1 millones de personas estuvieron ocupadas durante diciembre, 1.2 millones más que un año antes.

Las personas subocupadas, es decir, quienes declararon tener necesidad y disponibilidad para trabajar más horas, fueron 4.5 millones, el 8.2 por ciento de la población ocupada, un incremento de 309 mil personas ante diciembre de 2022.

El Inegi reportó que 31.7 millones de trabajadores están en el sector informal, el 53.6 por ciento de la población ocupada, aunque la tasa de informalidad cayó 1.3 por ciento interanual.

Población ocupada

La población ocupada por sector de actividad se distribuyó con 43.6 por ciento del total en servicios, en comercio 19.5 por ciento, en manufacturas el 17.1 por ciento, en actividades agropecuarias 10.5 por ciento y en construcción 7.9 por ciento.

Mientras que en ‘otras actividades económicas’, que incluyen minería, electricidad, agua y suministro de gas, estuvo ocupada el 0.7 por ciento, y otro 0.6 por ciento no especificó actividad.

El reporte también mostró que más de la mitad de las mujeres permanecen fuera del mercado laboral.

Por género, la PEA femenina en diciembre fue de 24.9 millones y la masculina de 35.8 millones, con una tasa de participación de 46.3 por ciento en mujeres en edad de trabajar y de 75.2 por ciento en hombres.

Las cifras de empleo reflejan el comportamiento de la economía de México, cuyo Producto Interno Bruto (PIB) creció 3.3 por ciento interanual y 1.1 por ciento trimestral en el tercer trimestre de 2023, con lo que acumula un aumento de 3.4 por ciento en el año.

Varios factores

“El balance para el mercado laboral en 2023 es bastante positivo. Sobre la informalidad pueden haber varios factores, desde la afectación en Guerrero por el huracán Otis hasta el nearshoring que se traduce en más inversión extranjera directa o un incremento en el tamaño de plantas y más demanda de personal en el sector formal”, expone Gabriela Siller, directora de Análisis Económico y Financiero de Banco Base.

A decir de la especialista, el comportamiento de la informalidad en los próximos meses será determinante para identificar si la reducción observada en 2023 es atribuible al nearshoring. “Si estuviéramos aprovechando mejor la oportunidad del nearshoring, la informalidad pudiera bajar por primera vez en la historia a un nivel inferior del 50%”.

En 2020, la tasa de informalidad bajó hasta un 47.9%, pero esto fue derivado de las medidas de confinamiento, los trabajadores informales fueron uno de los grupos más afectados por el cierre de actividades no esenciales, posteriormente se observó una recuperación en el empleo informal, pero la contracción estuvo ligada a los efectos de la pandemia.

En 2024

Para Juan Carlos Alderete, director ejecutivo de Análisis Económico y Estrategia de Mercados de Banorte, el dinamismos del mercado laboral observado el año pasado se mantendrá en 2024, “especialmente en la primera mitad”.

El especialista considera que tanto en la industria -especialmente la construcción- como en el sector de servicios se concentraría la generación de empleo en el primer semestre del año. En 2023 el mercado laboral se consolidó, en buena medida, los resultados obtenidos estuvieron ligados con “una demanda interna boyante y con algunos posibles cambios estructurales en juego, principalmente relacionados al efecto nearshoring”, expone.

En este sentido, la Encuesta de Expectativas de Empleo de ManpowerGroup, el 48% de los empleadores en México planea aumentar su plantilla laboral en el primer trimestre del 2024, únicamente un 14% prevé una reducción de su fuerza laboral. La firma proyecta que se generarán 400,000 puestos de trabajo formales en los primeros tres meses del año.