• El quarterback de los Dallas Cowboys se “tambalea”, pide un salario similar al de Patrick Mahomes

Gerry Padilla  

Las posibilidades de nuevos intercambios de jugadores a otros equipos, siempre resultará atractivo al conjunto donde llegué y les pueda dar frescura a los sistemas ofensivos o defensivos, dependiendo del caso y la nueva cara, la semana pasada se rumoraba que Russel Wilson, quarterback de los Seattle Seahawks, podría ser intercambiado a los Dallas Cowboys y la moneda de cambio sería Dak Prescott y un par de selecciones colegiales, para el próximo Draft de la NFL, aunque todavía no se concreta nada, existen aún ofertas por el jugador, que llegara al escuadra de Seattle en 2012 como novato, hoy en día Wilson ya no está contento, con el plan de juego ofensivo de Seahawks, los números de Russell para la temporada 2020 fueron buenos, lanzó para 4,212 yardas, 40 pases de anotación y 13 pases interceptados, estadísticas que le valieron para que peleara por el premio a jugador más valioso, presea que fue otorgada, por Aaron Rodgers, quarterback de los Green Bay Packers.

Stephon Gilmore, cornerback de los New England Patriots, ha sido reportado de manera oficial por el equipo como jugador con posibilidad de “trade” o intercambio para escuchar ofertas por otro jugador, y es que su liberación ayudaría al espacio salarial de los Patriots, ya que su salario es muy elevado y su impacto en su tope salarial es importante en 2021, ya que la pandemia obligó a la NFL a reducir el pago de los jugadores. El jugador interesado por parte de New England, podría ser el receptor abierto de los Cleveland Brown, Odell Beckham Jr., en los últimos años ha dominado la liga por su gran velocidad y es sin duda un receptor que cualquier equipo estaría satisfecho de tenerlo en sus filas.

El próximo 17 de marzo, inicia el mercado de agencia libre de los jugadores, y hay muchos equipos que necesitan reforzarse, Dallas Cowboys, sigue en negociaciones con su quarterback, Dak Prescott, que pide 45 millones por año, algo parecido al salario de Patrick Mahomes, suena de “locos” si la organización de los Cowboys le pueda pagar tal cantidad, Prescott, sufrió una lesión en la temporada que lo dejó fuera, hasta antes de su fractura la posibilidad de Dallas para alcanzar los playoffs eran altas, dejarlo ir podría significar comenzar de nuevo, algo que inició en 2016 cuando fue “drafteado” y empezaron a construir la posibilidad de ser el quarterback del futuro y de algo que sueñan los Cowboys y toda su afición que es lograr de nueva cuenta ser campeones del Super Bowl.