Andrés Suárez Ramírez 

Aun cuando los semáforos epidemiológicos han cambiado en muchas entidades, incluida la Ciudad de México, los protocolos de la Liga MX se siguen rompiendo o se estiran al máximo aprovechando cualquier momento para infringir las normas adoptadas para enfrentar al Covid-19.

En medio de la contingencia, cuando todos los estadios deben de tener un control absoluto de quién y para qué ingresan a los inmuebles en sus diferentes zonas, en el Estadio Azteca les ha dado por tener “invitados” y hasta dar “visitas guiadas” en plena pandemia.

Durante el juego ante el Puebla, el hermano del técnico Santiago Solari, estuvo en el estadio lo cual presumió a través de sus redes sociales, pero no solamente eso, sino que para el duelo de la fecha 6 ante el Querétaro, apareció en el Coloso de Santa Úrsula una de las conductoras de un programa deportivo nacional aparentemente para hacer posteos de redes sociales.

Otros que tampoco respetan 

A lo anterior se suman los actos de algunos jugadores asistiendo a fiestas o reuniones, cuando no está permitido. Recientemente Atlas informó que Anderson Santamaria fue separado del plantel debido a que rompió los protocolos de sanidad del club y de la Liga MX después que estuvo en una reunión tras el partido de la jornada 5 ante Santos.

De la misma forma, el club tapatío expuso que el jugador fue sancionado con una multa económica, esto de acuerdo al reglamento del club y mencionaron que están comprometido por el cumplimiento de las normas sanitarias establecidas por el gobierno y la Liga MX.