• Ana Gabriela Guevara proyectaba diez medallas para Tokio 2020, pero el pronóstico está muy lejano 
  • La 4T por debajo de los gobiernos de Calderón y Peña Nieto 

Andrés Suárez Ramírez 

Los resultados que los atletas mexicanos que han entregado en la primera semana de competición en los Juegos Olímpicos Tokio 2020 dejan mucho que desear respecto a lo proyectado por la titular de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), Ana Gabriel Guevara, quien proyectaba llevarse al menos diez medallas, pero hasta el momento solo suman tres medallas de bronce. 

Durante el sexenio de Felipe Calderón México participó en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 y Londres 2012 en los cuales la delegación del país sumó tres medallas de oro, tres de plata y seis de bronce, para la administración de Enrique Peña Nieto se ganaron tres de plata y dos de bronce. 

Problemas en Conade 

Desde 2019, un año antes de que se suspendieran las Olimpiadas en Tokio a causa de la pandemia, se comenzaron a ver los primeros indicios del problema al interior de la Conade: desde los recortes de becas, hasta la fuga de recursos y de talento.

En 2008, con varias medallas ganadas, Ana Gabriela Guevara se retiró del deporte expresando estar «asqueada del sistema» y la corrupción al interior de la Conade. Diez años después, en diciembre de 2018, se convirtió en la primera mujer y exatleta al frente de este organismo, lo que en un inicio generó grandes expectativas, aunque pronto llegaron los señalamientos en su contra.

Si bien es cierto que Ana Gabriela Guevara heredó una Conade con irregularidades respecto de la aplicación de recursos, las acusaciones por un mal manejo empiezan a recaer directamente en ella. Las auditorías realizadas por Secretaría de la Función Pública revelaron diversas irregularidades por 50.8 millones de pesos.

Apoyo especifico  

Ana Gabriela Guevara es vista en los sitios donde compiten los atletas mexicanos, pero, de acuerdo con los medios especializados en deporte, se hace presente solo donde hay más oportunidades de una medalla.

Tal como ocurrió el 25 de julio en el Centro Acuático de Tokio, al que asistió para ver la prueba de clavados en la que participaron Dolores Hernández y Carolina Mendoza, quienes después de tres rondas, iban en último lugar, por lo que la directora de la Conade se fue.

A esto se suma el hecho de que los atletas que están representando a México han manifestado su inconformidad por los uniformes que les envió la Conade, un problema que, dijo Guevara, se presenta en cada competencia olímpica.