Andrés Suárez Ramírez

Tras el esfuerzo que ha hecho la Federación Mexicana de Fútbol junto con la Liga MX para regresar a las canchas respetando los lineamentos de salud, deportistas amateurs que pedían a gritos retomar las competencias finalmente han sido escuchados por los legisladores quienes le han exigido a la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) un plan de reactivación.

El exboxeador y diputado federal Érik Morales mencionó que la Conade no puede estar en estos momentos con los brazos cruzados, ya que el siguiente año que viene es Olímpico; “no es posible que la UFC, boxeo, fútbol, la Fórmula Uno ya estén trabajando a nivel mundial con los debidos cuidados, un deportista siempre se debe de mantener activo, las condiciones para el siguiente año pueden dar para que se lleven los Juegos Olímpicos en Tokio”, expresó.

“Ciertamente las actividades deportivas y físicas, como lo explican los especialistas, es difícil abrirlas por las consecuencias que se puedan tener, pero muy específicamente para los deportistas de alto rendimiento, que deben de tener una manera diferente de tratar, sobre todo que los equipos son muy cerrados, son unos cuantos, y se puede trabajar sin ningún problema, además los deportistas de alto rendimiento son los menos propensos a contagiarse o tener síntomas grandes. Tenemos que ver que es lo que está haciendo la Conade, para regresar lo antes posible”, detalló.

El diputado Morales mencionó que atletas como el marchista Julio César Salazar, quien cuenta con marca olímpica le ha comentado que la Conade no les ha manifestado si hay algún plan de emergencia y mucho menos para saber cómo se encuentra anímica o físicamente.

“No solo es él quien nos ha preguntado que va pasar son otros deportistas que en este año buscaban su boleto para estos Juegos Olímpicos, desde que empezó la pandemia muchos nos les han hablado para decirles que ha pasado”, señaló el político.

El mismo marchista César Salazar mencionó que la situación de la pandemia por COVID-19 ha rebasado a las instituciones; “nadie te ha enseñado a parar el golpe y en la parte psicológica estaba mentalizado a estar en unos Juegos Olímpicos y no hemos visto ninguna campaña de conciencia para priorizar el deporte de alto rendimiento, queremos entrenar porque es nuestro trabajo y nuestro sueño, que es logar una medalla”.

El andarín mencionó que en los tres meses solo ha habido un mensaje muy escueto por parte de la titular Ana Guevara; “no han tenido contacto con nosotros como deportistas, cuando pasó la postergación de los Juegos Olímpicos, en todo este tiempo solo un mensaje de parte de Ana Guevara, el cual solo era para decirnos cómo estábamos y que esperaba que ya pronto regresáramos a entrenar, esto es algo que cuestionamos porque en otros países están entrenando y para nosotros hay mucha incertidumbre”.

En esta misma línea, Nelson Vargas, se mostró preocupado al no existir un plan de recuperación para el deportista; “No sé si la gente de la Conade sabe que para el siguiente año hay Juegos Olímpicos, si algo nos faltó en este año hay que mejorar, ahora que tenemos tiempo. Se podría hacer un bunker tremendo en la CNAR, o en el Comité Olímpico Mexicano para que la gente entrene, pero no hay disposición de las autoridades”.

“En el caso de la natación todo el mundo está entrenando en Alemania ya lo hacen, en China también, además de Colombia, Brasil y Argentina, es increíble y no se vale que a nuestros deportistas no los estén volteando a ver. Tenemos 12 nadadores que pueden dar marca A y andan como borreguitos para ver que hacen para prepararse y buscar ese registro”, añadió.

Nelson Vargas remató diciendo que era increíble que solo unos cuantos interesados por el deporte estén tratando de crear un plan en una reunión que llamó “La nueva normalidad en la cultura física y deporte”, la cual fue convocada por la Comisión del Deporte de la Cámara de Diputados y que preside Ernesto D´Alessio.

Conade responde

Por su parte la Comisión Nacional de Cultura Física y el Deporte (Conade) expresó de manera muy breve que el plan ya se encuentra en su última etapa de detalles y este será dado a conocer cuando el semáforo de la contingencia se encuentre en amarillo.