Estados Unidos alcanzó las cifras de 4 millones 229 mil 624 casos confirmados de COVID-19 y de 146 mil 909 fallecidos, de acuerdo con el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

Este balance incluye 55 mil 187 contagios más que el sábado y 518 nuevas muertes, lo que supone en ambos casos una moderación con respecto a los últimos días.

El estado de Florida es el segundo con mayor contagio del coronavirus SARS-CoV-2 de EE.UU. después de California, al superar el sábado con más de 414 mil casos desde el pasado marzo al de Nueva York, que acumula más de 411 mil, según cifras de las autoridades estatales y federales.

Pese a ello, el estado de Nueva York sigue como el más golpeado en cuanto a muertos en Estados Unidos.

La creciente preocupación en el seno del Gobierno quedó patente con el giro radical en el discurso por parte del presidente Donald Trump, quien había mantenido hasta hace poco cierto escepticismo acerca de la gravedad y magnitud del problema de la pandemia en el país.