El Secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, aseguró este martes a Irán que su país no busca comenzar una guerra, pero advirtió que están listos para «acabar una», en medio de las tensiones con Teherán tras la operación militar en Bagdad en la que murió el General iraní Qassem Soleimani.

«No estamos buscando comenzar una guerra con Irán, pero estamos preparados para acabar una», sostuvo Esper en una entrevista con la cadena CNN.

«Lo que nos gustaría ver es que la tensión baje».

El jefe del Pentágono insistió en que la operación contra Soleimani se produjo después de contar con información de inteligencia que indicaba que el general iraní planeaba un próximo ataque contra EU.

«Un líder terrorista, de una organización terrorista que se encuentra con otro líder terrorista para sincronizarse y planear ataques adicionales contra diplomáticos, tropas e instalaciones», indicó.