• Demandan cese criminalización a policía comunitaria
  • Convocan a marcha al Cereso de Chilpancingo que encabezarán el Senador José Narro Céspedes y Fray Julián Cruzalta

Por Guillermo Pimentel Balderas

En el estado de Guerrero, los derechos humanos de los pobladores son pisoteados constantemente y la policía comunitaria es criminalizada y sus integrantes ejecutados por la policía municipal que son, a su vez, solapados por el Ministerio Público para no ejercer ninguna acción penal en su contra.

En conferencia de prensa, la dirigencia nacional de la Coordinadora Nacional Plan de Ayala –CNPA-, encabezada por el senador José Narro Céspedes, y miembros de la Organización de Derechos Humanos Red Solidaria Década Contra la Impunidad A.C, junto con Fray Julián Cruzalta Aguirre, denunciaron el injusto encarcelamiento, desde hace 4 años, de los policías comunitarios Adelaida Hernández Nava y Eliseo Villar Castillo.

Ambas personas, aseguraron, son víctimas de la impunidad que prevalece en la justicia guerrense con la detención injusta de policías comunitarios que detienen a delincuentes y narcotraficantes para después ser liberados éstos por la policía estatal.

Los denunciantes, reunidos en CENCOS, demandaron la inmediata liberación de los presos políticos Adelaida Hernández Nava y Eliseo Villar Castillo, y también, el cese total a la criminalización a la policía comunitaria.

*Hacemos un llamado enérgico al estado mexicano para que implemente de inmediato, medidas cautelares a fin de garantizar y salvaguardar la integridad física y psicológica de los presos políticos*, subrayaron.

También, solicitaron una investigación inmediata, exhaustiva e imparcial sobre los hechos descritos, que se investiguen las ejecuciones extrajudiciales de los 6 policías comunitarios, prácticamente ejecutados por la policía estatal.

El Senador Narro Céspedes, narró que Eliseo Villar castillo, dirigía la Casa de Justicia de la Policía Comunitaria, ubicada en Juchitán, Guerrero, y fue detenido arbitrariamente el 30 de abril de 2015 para ser trasladado al Centro de Readaptación federal de Villa Aldama, en Veracruz.

El policía comunitario, denunció malos tratos y tormentos, y lo mantuvieron incomunicados, en una celda cubierta d por telas negras, lo golpearon y lo asfixiaron con una bolsa negra y como consecuencia de esta tortura, tiene actualmente problemas en la vista y deteriorada la columna vertebral.

Hasta el momento, no se ha iniciado investigación alguna de su caso y sobre estos hechos violentos.

En tanto, agregó, la policía comunitaria y coordinadora Adelaida Hernández, fue detenida horas después –de haber sido apresado Eliseo- y también fue torturada además de ser hostigada sexualmente.

Cabe explicar que ambos casos fueron resultado de su labor tras haber detenido a Noé Marroquín, con 200 kilos de marihuana y luego de ser liberado este delincuente por la policía estatal, fueron ejecutados los dos policías comunitarios que lo resguardaban.

Ante tanta impunidad del gobierno estatal, la CNPA y la RSDCIAC, junto con Fray Julián Cruzalta y pobladores de los municipios afectados, realizarán el próximo de junio una caminata al Cereso de Chilpancingo, en donde ambos policías comunitarios están injustamente presos.