Facebook reconoció este miércoles que “erró a favor del cumplimiento en exceso” cuando decidió prohibir que se compartieran noticias en su red social en Australia en protesta por una ley que la hubiera obligado a pagar por el contenido noticioso.

En un comunicado con el título “La verdadera historia de lo que que pasó con las noticias en Facebook en Australia“, el vicepresidente de asuntos globales de Facebook, Nick Clegg, justificó la actuación del gigante tecnológico, que corrigió su postura este martes después de limitar las noticias en ese país la semana pasada

Según Clegg, ex viceprimer ministro británico, Facebook se vio “forzado a esa postura” y por ello bloqueó contenido clasificado como noticias en protesta por una propuesta de ley del Gobierno australiano para forzarlos a negociar con los grandes medios pagos por el contenido informativo que generan.

Según el alto ejecutivo de Facebook, “en el centro de todo esto, en opinión de Facebook, está un malentendido fundamental de lo que es la relación entre Facebook y las publicaciones de noticias. Es el medio por sí mismo el que decide compartir sus historias en la red social o permitir que otros las compartan, porque obtienen valor al hacerlo”.

“Las afirmaciones -repetidas en los último días- de que Facebook roba o toma contenido de periodismo original para su beneficio particular son y seguirán siendo falsas”, aseguró Clegg.