Una variación de un medicamento ya aprobado en Estados Unidos para enfermedades neurológicas puede bloquear la infección por SARS-Cov-2 en ratones y convertir el virus en precursor de su propio fin, señala un estudio que publica Nature Chemical Biology.

El fármaco NMT5 recubre el SARS-CoV-2 con sustancias químicas que pueden alterar temporalmente el receptor humano ACE2, la molécula que usa el virus para infectar las células, indica una investigación liderada por el Instituto de Investigación Scripps.

De esta manera, el acceso del virus a las células humanas través del ACE2 queda bloqueado, pero cuando este no esta presente el receptor puede funcionar como de costumbre.

“Lo bueno de este fármaco es que estamos volviendo al virus contra sí mismo”, dijo el autor principal de la investigación, Stuart Lipton, citado por el Instituto Scripps Research.

Antes de la pandemia, el equipo estudiaba variaciones de un fármaco llamado memantina, usado en la década de los sesenta como antigripal y luego reformulado por el equipo de Lipton para tratar enfermedades neurológicas.