El Gobierno interino de Bolivia investigará al ex Presidente Evo Morales y a 592 personas que ejercieron funciones en sus casi 14 años de Gobierno, presuntamente con el fin de recuperar activos en el extranjero.

Morales, el ex vicepresidente Álvaro García, ex ministros, ex viceministros y ex jefes de Gabinete, entre otros ex funcionarios y sus familias, serán investigados por presunta corrupción y enriquecimiento ilícito en la administración del Estado.

«Esta investigación espera determinar quiénes hayan derivado recursos del Estado fuera del país ya que muchos salieron asilados», explicó el director general de Lucha Contra la Corrupción, Mathías Kutschel.

Por su parte, el Ministro de Justicia Álvaro Coimbra acusó que muchos ex funcionarios de Morales estaban poniendo inmuebles a nombre de otras personas.

«Se están realizando poderes y pretenden legalizarlos en diferentes consulados y embajadas. Y eso nos llama la atención», agregó Coimbra.