El líder opositor venezolano Juan Guaidó le transmitió al secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, con quien tuvo una videoconferencia, su compromiso para cooperar con ese país y otros aliados “para poner fin al sufrimiento” de la nación caribeña.

Para ello, espera aumentar “significativamente la asistencia humanitaria para el pueblo de Venezuela, superando la obstrucción permanente de la dictadura” que considera que ejerce el presidente Nicolás Maduro, según recoge un comunicado del equipo de Guaidó.

En opinión del opositor venezolano, al que Estados Unidos reconoce como presidente interino, Maduro “ha utilizado sistemáticamente la ayuda humanitaria como arma y chantaje”.

Guaidó también agradeció a Blinken “el apoyo dado al pueblo venezolano y la fuerte relación que se ha generado entre Venezuela y Estados Unidos”.

A su juicio, y según reitera el comunicado, “el fin de la crisis a la que ha sido sometido el pueblo venezolano está ligado a la generación de una solución política para devolver a Venezuela al lugar que le corresponde como líder regional y global, en lugar de un Estado fallido que necesita asistencia de toda la comunidad internacional”.