Rafael Lulet

Desde el sábado 8 de mayo, las clasificaciones se presentaron muy reñidas, los tiempos de cada escudería fueron muy competitivos, pero pese a eso, Mercedes como Red Bull, lograron posicionarse en los primeros puestos de salida, con excepción del “Checo Pérez”, quien tuvo problemas de salud y lo mandó al octavo lugar, por debajo de Daniel Ricciardo, Carlos Sainz y Esteban Ocon; era el momento para sobresalir de los pilotos españoles por estar en su tierra, pero no pudieron hacerlo.

La parrilla de salida, posiciona al frente a Lewis Hamilton seguido por Max Verstappen, quien este último al arranque se puso en primer lugar con rebase muy complicado, sin embargo, no ocurrió un incidente cuando eso pasó, durante toda la competencia lideró el piloto Holandés, quien fue superado al final por el inglés de Mercedes Benz en la vuelta 60, para llevarse el título y obtener su triunfo número 96, haciendo el 1 y 3 en el podio, mientras Red Bull, se tuvo que conformar con el 2 y 5 en la final de la competencia.

Realmente la carrera de España fue muy competitiva entre los dos escuderías, donde triunfó el equipo más hábil, porque el éxito fue más de estrategia que de velocidad en la pista, a uno le funcionó pero a otro lo dejó fuera del primer lugar del Gran Premio español, los neumáticos así como las visitas a los boxes definieron al campeón, tal vez, si hubiera sacado Christian Horses a su piloto quien se encontraba liderando en la vuelta 55 o un poco antes para ponerle llantas rojas, eso le hubiera funcionado mejor al Holandés, pero aguantaron a Verstappen, por más tiempo propiciando el desgaste del carro y la presión del campeón inglés quien ya había hecho sus cambios antes siendo esto, lo decisivo para arrebatarle el primer lugar de la contienda al último momento.

Otto Wolf, de la Mercedes Benz, realizó sus cambios de llantas en los tiempos exactos dándole con ello, el triunfo de su piloto, colocando neumáticos amarrillos, que le han dado más velocidad contrario a las rojas, y realizado las puestas de las mismas en los momento idóneos, además del ataque de Valtteri Bottas, a Verstappen, para facilitarle el trabajo a su compañero fue contundente pese a su molestia por hacerlo, pero eran órdenes del líder del equipo, y debió cederle el segundo puesto a Hamilton aunque con algunos retrasos por lo mismo, algo muy complicado para cualquier competidor de fórmula 1, sin embargo, esa estrategia logró colocarlos en el podio y llevarse los puntos requeridos para sus escuderías.

 

Por otro lado, de nueva cuenta Mazepin Nikita fue penalizado con tres puestos en parrilla de salida por haber obstaculizado a uno de los competidores, Landon Norris venía saliendo de una vuelta rápida encontrándose con él que no se apartó, a diferencia de Kimi Raikkonen y Yuki Tsunoda, quienes sí lo hicieron, ocasionando realizar una maniobra de frenado el conductor de McLaren, también hubo sanción para Pierre Gasly de Alpha Tauri, por haber estado mal colocado en la parrilla de salida.

Finalmente, el “Checo” Pérez, realizó una buena carrera, terminando en el quinto lugar, destacando la pelea entre él y Daniel Riccardo equipo de McLaren al lograr rebasarle, aunque le costó mucho trabajo hacerlo, eso, le quitó la posibilidad de alcanzar a Charles Leclerc de Ferrari, para posicionarse en el número cuarto de la competencia, por otro lado Hamilton al final del circuito feliz por su triunfo agradeció al poco público que ya se está viendo en las gradas, además retomar a Max Verstappen, quien hizo su carrera 100, con la escudería Red Bull.