El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos (DHS) aseguró que habrá acceso igualitario a las vacunas contra el COVID-19 para todos los habitantes, independientemente de su condición migratoria.

El DHS y sus socios del gobierno federal apoyan plenamente el acceso equitativo a las vacunas COVID-19 y los sitios de distribución de vacunas para inmigrantes indocumentados”, apuntó la dependencia por medio de un comunicado.

Expuso que es “imperativo moral y de salud pública” garantizar que todos los residentes en Estados Unidos tengan acceso a la inmunización.

El DHS alienta a todas las personas, independientemente de su estado migratorio, a recibir la vacuna COVID-19 una vez que sean elegibles según las pautas de distribución local”, manifestó.

Seguridad Nacional indicó que realiza su misión, incluidas todas las áreas implicadas en la respuesta a la pandemia, “sin discriminación por motivos de raza, etnia, nacionalidad u otra clase protegida, y de conformidad con la ley y la política”. Además, apoya la distribución equitativa y eficiente de la vacuna COVID-19 a todas las poblaciones.