Hackers de China, Irán y Rusia han intentado atacar organizaciones y personas vinculadas a las campañas del presidente estadounidense, Donald Trump, y de su rival demócrata, Joe Biden, con la intención de influir en las elecciones de noviembre, según un informe publicado este jueves por Microsoft.

El reporte asegura que las actividades de infiltración que han detectado “dejan claro que grupos extranjeros han aumentado sus esfuerzos con el objetivo de afectar a las elecciones de 2020”.

Los ataques ocurrieron en los últimos meses e incluyen movimientos por parte de grupos rusos que ya fueron identificados por el Gobierno estadounidense por intentar influir en las elecciones de 2016.

Los detalles del informe se dan a conocer un día después de que un informante del Gobierno estadounidense revelara que la Casa Blanca y el Departamento de Seguridad Nacional intentaron restar importancia a informes de inteligencia que mostraban las dimensiones de la injerencia electoral rusa para “no hacer quedar mal al presidente” Trump y en su lugar se centraron en investigar la influencia china e iraní.