La localización de una toma clandestina de hidrocarburo en el municipio de Tepeapulco, Hidalgo, provocó el desalojo de 300 personas de seis colonias de dicho municipio.

La Coordinación Nacional de Protección Civil del Gobierno de México (CNPC) confirmó que personal de Bomberos vertió espuma en el drenaje para encapsular el gas detectado.

Como medida preventiva, las autoridades realizan en el lugar tomas de los niveles de explosividad.

Además, se habilitó un refugio temporal donde han sido trasladadas 20 personas.

Al lugar acudió personal de Pemex, de la Guardia Nacional, de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana de Hidalgo, Policía Estatal, Protección Civil del Gobierno de México, Bomberos y Sedena.