A los cierres viales, retenes sanitarios, restricción de venta de alcohol y movilidad ciudadana, el Gobierno de Quintana Roo añadió este lunes el uso obligatorio de cubrebocas en la vía pública.

En un mensaje, el Gobernador Carlos Joaquín González también informó que las personas que transiten en vehículos particulares tendrán que hacerlo en solitario y sólo para ir a comprar productos necesarios.

El Mandatario estatal explicó que el endurecimiento de las medidas es por la proximidad de la fase tres del Covid-19 en México, la cual indica una propagación masiva de la epidemia.

«Es necesario aplicar medidas más severas para salvar vidas, debemos garantizar el derecho constitucional a la salud de los quintanarroenses, no pueden caber dudas ni titubeos, y no admitiremos el regateo político de nadie, para salvar vidas se requiere la colaboración absoluta de todos», dijo.

Aunque desde el 3 de abril existían los retenes sanitarios, e incluso la vigilancia con drones en la vía pública, ahora la Policía estatal reforzará las medidas para que la movilidad se reduzca para peatones y vehículos en todos los municipios.