Es importante que la industria automotriz de México reanude operaciones para que se ajuste a los cambios que trae consigo el tratado comercial pactado con Estados Unidos y Canadá (T-MEC) que entra en vigor el 1 de julio, informó la secretaria de Economía, Graciela Márquez.

Fue por lo anterior que se incluyó a la industria automotriz como actividad esencial, pues este sector es el que más ajustes tendrá tanto por el contenido regional como el laboral, las dos características del nuevo tratado.

“Entonces necesitábamos que empezara a trabajar esta reapertura en automotriz, porque va a tener que enfrentar pronto las reglas del T-MEC y pronto es el 1 de julio.

“Hemos acordado con Estados Unidos tener unos regímenes de transición, pero hay reglas nuevas y estas reglas nuevas entran el 1 de julio”, detalló durante la conferencia de prensa matutina.

La funcionaria federal puntualizó desde hace casi un mes tuvieron contacto con las autoridades de Estados Unidos porque desde que llegó la enfermedad las líneas de proveeduría entre ambos países empezaron a perturbarse, pero este fenómeno había ya pasado también desde que el coronavirus pegó en China.