El Instituto Nacional Electoral (INE) respondió a la orden del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación que el acuerdo de no permitir la transmisión de las conferencias matutinas del presidente Andrés Manuel López Obrador respondía a solicitudes recibidas de difusión de propaganda electoral en las pasadas elecciones, además de que “se remonta a una sentencia del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) del 2019″.

Recordó que la sentencia de la autoridad electoral determina que el Instituto debe modificar el acuerdo para eliminar lo relacionado con el resolutivo Décimo Primero, el cual señala: “Los concesionarios de radio y televisión deberán abstenerse de difundir, de manera ininterrumpida, las conferencias de prensa matutina en las señales de origen de Hidalgo y Coahuila o en las vecinas o aledañas que tengan cobertura en estas entidades”.

El acuerdo, explicó el organismo electoral, daba respuesta a diversas consultas que fueron hechas a la autoridad electoral relacionadas con la difusión de propaganda gubernamental durante los procesos electorales locales 2020.

En su resolución del TEPJF, los magistrados expresaron que ninguna de las solicitudes que fueron formuladas tenían relación con las conferencias del presidente López Obrador, y considera que el INE no debió pronunciarse sobre el asunto.

El Instituto Nacional Electoral señaló que la consideración respecto a que no deben transmitirse de manera ininterrumpida las llamadas “mañaneras” en las entidades con proceso electoral se fundamentó en la sentencia SRE-PSC-70/2019, emitida el 27 de noviembre de 2019, en la que la Sala Regional Especializada del TEPJF sanciona a diversos concesionarios de radio y televisión por difundir dichas conferencias de forma ininterrumpida, pues se considera que contienen propaganda gubernamental.