La influenza es la octava causa de muerte en México, con 30 mil defunciones registradas en 2019 por esta enfermedad, dio a conocer Hugo López-Gatell, subsecretario de salud del Gobierno Federal, durante la conferencia para dar avances sobre el COVID-19.

“Es importante que la población conozca que la influenza ocurre en todos los países del mundo desde hace cuatro siglos. Hay documentos que describen que la temporada empieza a partir de octubre y hasta el marzo siguiente. Las acciones de vigilancia se ponen en práctica durante la temporada de influenza. Todos los años tenemos importante contribución por la influenza. Es la octava causa general de muerte en México influenza-neumonía”, alertó.

Expuso que es convencional en todo el mundo agrupar en las estadísticas la influenza con la neumonía, “y se hace así porque no se conoce la causa específica. Los protocolos de diagnóstico consideran tratamiento de características clínicas y no esperan a tener un diagnóstico específico. Cerca de la tercera parte de casos de neumonía podrían ser atribuibles de virus influenza y son síntomas semejantes a COVID-19.

Dijo que la influenza se cura sola y sí existe un tratamiento viral, “otros tienen una recuperación espontánea. Los riesgos que hacen a COVID-19 letal son la edad avanzada, enfermedades como la diabetes y la obesidad. En el caso de la influenza las mujeres embarazadas tienen riesgo mayor de complicarse y de morir comparadas con mujeres de las mismas características que no tuvieran embarazo. El embarazo es un elemento de riesgo y en menores de 5 años”.

“La vacunación contra influenza no es universal, no es nuevo. Así ha sido siempre en México desde 2007 el modelo de vacunación es para disminuir posibilidades de complicaciones. La razón fundamental es que la vacuna contra influenza en su uso y condiciones reales tiene grandes limitaciones, reduce la probabilidad de complicaciones”, agregó.