Teófilo Benítez Granados 

Rector del Centro de Estudios Superiores en Ciencias Jurídicas y Criminológicas (CESCIJUC) 

La formación virtual e inmediata que permite colaborar a los estudiantes con otros alumnos y docentes implica que las universidades realicen considerables inversiones en infraestructura. 

Primero deben desarrollar una plataforma desde donde impartir la modalidad en línea. 

Segundo implementar planes y programas de estudio en la modalidad e-learning en cada una de las áreas que deseen participar. 

Tercero, lograr la autorización oficial para el reconocimiento e impartición de tales planes y programas de estudio. 

Cuarto, crear un sistema confiable de control escolar, desarrollo de actividades de aprendizaje y evaluación de actividades. 

En cuanto a la plataforma, ésta es en realidad una plataforma de gestión de contenidos, el cual permite crear una estructura de soporte para la creación y administración de contenidos por parte de los participantes, principalmente en páginas web. 

Por otro lado, el entorno de hardware y software diseñado para automatizar y gestionar el desarrollo de actividades formativas se conoce como plataforma de teleformación o sistema de gestión de aprendizaje. Se trata de un software instalado en un servidor web que se emplea para administrar, distribuir y controlar las actividades de formación no presencial de una organización. La mayoría de estos sistemas de gestión trabajan con tecnología web. 

Tal sistema, asimismo, generalmente no incluyen posibilidades de de autoría o el crear sus propios contenidos, sino que se focalizan en contenidos creados por fuentes diferentes. Así, la labor de crear los contenidos para la impartición de los cursos se desarrolla mediante un Learning Content Management System (LCMS). Es un programa que permite a una institución crear una estructura de soporte (framework) para la creación y administración de los contenidos de una página web. 

Un ejemplo clásico es el de editores que cargan el contenido al sistema y otro de nivel superior (moderador o administrador) que permite que estos contenidos sean visibles para todos los usuarios. 

La evolución de Internet hacia portales con más contenido y la alta participación de los usuarios directamente, a través de blogs y redes sociales, convirtieron a los gestores de contenido en una herramienta esencial en Internet, tanto para las instituciones como para las personas.  

El gestor de contenido es una herramienta esencial para impartir educación en línea ya que genera páginas web dinámicas interactuando con el servidor web para generar la página bajo petición del usuario con el formato predefinido y el contenido extraido de la base de datos del servidor. 

Ahora, en los países emergentes, el principal problema para el acceso a la educación en línea es extender y posibilitar el acceso a las redes de información. Además, se debe capacitar a las personas que diseñarán y aplicarán competentemente el modelo educativo en línea. 

En otras palabras, además de aplicar las nuevas tecnologías a la educación, hay que diseñar ante todo nuevos escenarios educativos donde los estudiantes puedan aprender a moverse e intervenir en el nuevo espacio virtual. 

El panorama puede ser difícil es los países donde no se abate aún el analfabetismo. En México tenemos 8.8 millones de analfabetas y la situación se agrava si tomamos el criterio de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) que considera como personas no alfabetizadas a las que tienen cinco años o menos de educación formal.