La Guardia Nacional dejó en claro que la investigación en torno al asesinato de un estudiante de la Universidad de Guanajuato presuntamente a manos de uno de sus elementos, “sigue su curso y no está concluida”.

Por medio de un comunicado, la corporación refrendó “su compromiso de colaborar de manera estrecha con las autoridades correspondientes y aportará todos los elementos a su alcance para el esclarecimiento de los hechos”.

Apuntó que desde que se conoció el incidente, el personal presente, sus armas y los vehículos oficiales se han puesto a disposición del Ministerio Público.

La Guardia Nacional reitera su compromiso de que no habrá impunidad en este hecho o en cualquier otro en el que se vea involucrado alguno de sus integrantes”, resaltó.

El comunicado de la Guardia Nacional se produce tras la liberación del presunto responsable de la muerte del joven Ángel Yael Ignacio Rangel, estudiante de Agronomía.