Hombres armados que se identificaron como integrantes del Frente Unido de Policías Comunitarias del Estado de Guerrero (FUPCEG) irrumpieron a balazos en tres comunidades y obligaron a que 800 personas se desplazaran a la entrada de Chichihualco, cabecera del Municipio de Leonardo Bravo.

Los desplazados de los pueblos de El Balsamar, Chautipa y Tepozonalco se concentraron en el crucero de El Huamuchil, a diez minutos de la entrada de Chichihualco.

Sin comida ni agua, hombres, mujeres, ancianos y niños caminaron por los cerros y otros por la carretera en busca de protegerse de las autodefensas del FUPCEG, que desde noviembre de 2018 mantienen tomados seis pueblos de esta misma región de la sierra.

Entrevistados en el lugar donde hasta la tarde de este miércoles estaban concentrados, desplazados dijeron que desde el martes los hombres armados empezaron a llegar a sus comunidades.

«Esa gente, que no son policías comunitarios sino sicarios de Onésimo Marquina (líder del cártel de Tlacotepec), está sacando a la gente y el Gobierno no hace nada», contó una señora que prefirió omitir su nombre.