El demócrata Joe Biden se convirtió oficialmente este lunes en el presidente electo de Estados Unidos tras rebasar los 270 votos en el Colegio Electoral.

De esta manera, los miembros del  Colegio Electoral ratificaron este lunes el triunfo del exvicepresidente estadounidense en las elecciones presidenciales celebradas el pasado 3 de noviembre.

En Estados Unidos, el presidente no se selecciona mediante el voto popular, sino con un sistema indirecto.

En realidad, cuando acudieron a las urnas en noviembre, los estadounidenses eligieron a los compromisarios del Colegio Electoral que les representan en la votación que tiene lugar este lunes en este órgano y cuyo número varía dependiendo de la población de cada estado, razón por la que algunos como Pensilvania y Florida tienen mayor peso.

Biden ganó en una serie de estados que le asignaron 306 compromisarios, por encima del mínimo de 270 necesarios; mientras que Trump acumuló 232.