• Jesús Hernández Peña, el mandadero 

José Cruz Delgado 

Hay mujeres en el gabinete del gobernador Silvano Aureoles Conejo que han entendido perfectamente su proyecto, sobre todo el del Partido de la Revolución Democrática, una de ellas, es sin duda la actual Coordinadora de Comunicación Social, Julieta López Bautista, quien se la ha jugado incondicionalmente con el mandatario en las buenas y en las malas, su fidelidad hacia él es bien vista por los liderazgos locales y nacionales. 

Lo ha acompañado siempre en todo, conoce a fondo Michoacán y sus problemas, por ello, hay muchas posibilidades de que sea tomada en cuenta para una posición estratégica en el Congreso Local. 

López Bautista es una figura importante en la administración que mejor conoce el origen y desarrollo del gobierno, por ello, llegado el momento puede defender el proyecto perredista. 

Su nombre suena en las altas esferas de la política por su labor que está haciendo en el área de comunicación social, sobre todo al inicio de la pandemia de la Covid-19, ha hecho grandes esfuerzos por mantener bien informada a la sociedad Michoacana. 

Y efectivamente, es una fiel defensora del proyecto perredista, cree en él, y si le dan oportunidad, sin duda, sacará la casta. 

En política la fidelidad es muy importante y Julieta lo es, por eso Silvano le tiene aprecio, es de su entera confianza y sabe que puede confiar en ella. 

CONGRESO PERREDISTA… Por cierto, en días recientes, el PRD tuvo su Congreso donde quedó formalmente establecido ir en alianza con otras fuerzas políticas en el 2021 para hacerle frente a MORENA, porque al parecer no quieren que el estado caiga en manos de un partido que, en lugar de crecer ha perdido fuerza. Hay que recordar que el Emperador Andrés Manuel López Obrador perdió en el pasado proceso electoral, y aunque lo duden, el PRI fue el más votado, pese a que algunos dizques priistas que se sienten vacas sagradas impusieron a su arbitrio candidatos, como ahora, pues esa misma pandilla ya se apoderó de nuevo del proceso en contubernio con Jesús Hernández Peña y Agustín Trujillo Iñiguez, el primero presidente del CDE y el segundo secretario técnico. 

Hernández Peña, quién es un títere impuesto por la dirigencia nacional del tricolor, también es el mandadero de Víctor Manuel Tinoco Rubí, Chon Orihuela, Enrique Ochoa Reza, Salvador Jara, Jaime Darío Oseguera y Alfredo Castillo Cervantes, entre otros. 

La verdad quién sabe hasta cuándo los auténticos priistas van a seguir soportando a esa pandilla, lo que sí es seguro es que habrá rebeliones si hay imposiciones. 

Bueno, pues los perredistas ya están listos para ir en Alianza con el PAN y MC, solo falta que se concrete con el tricolor, pero como la soberbia de Jesús Hernández Peña es muy alta, seguramente no sé de, pues dice que pueden ir en solitario, hasta ese grado llega la petulancia de ese «lidercillo» que no da más que lastima.