José Cruz Delgado 

No hay duda, Nueva Italia es un municipio rico en agricultura y en gastronomía, es mundialmente famoso por la morisqueta de arroz y su exquisita barbacoa de res, chivo y borrego. 

se encuentra en el estado de Michoacán, a unas dos horas de Morelia y posee una gran riqueza agrícola, se ubica en la llamada Tierra Caliente y se dice que es segunda ciudad más poblada de la región solo por debajo de Apatzingán y por encima de Ciudad Altamirano, además a nivel estatal ocupa el lugar 16 y a nivel nacional el 290 por su población. 

El municipio o poblado fue fundado en el año de 1909 por el italiano Dante Cusi, quien convirtió esa zona de pastizales en una fértil tierra agrícola (hacienda) productora de algodón, arroz, melón, limón y maíz, ya que construyó el Sifón del Marqués, obra maestra de ingeniería que desviaba las aguas del río del Marqués, por medio de una tubería de acero. Esta magna obra, el complejo de riego más grande de Latinoamérica en su época, modificó la llanura en ricos campos de cultivo. 

Cusi, además, instaló un pequeño ferrocarril hasta su otra creación urbana –Lombardía– que mandó traer de Alemania, junto con un moderno molino de arroz, que hoy en día está en ruinas. 

Entre los primeros 3000 fundadores de Nueva Italia hubo muchos italianos que el mismo Cusi contrató en Italia. Dante Cusi falleció a finales de los años veinte, dejando sus propiedades a los hijos que siguieron desarrollando con mucho suceso la Hacienda Nueva Italia y que al poco tiempo se desarrolló en la actual ciudad. 

Tras la muerte de Cusi la población de Nueva Italia incrementó su población aceleradamente, debido al gran auge de trabajo. Principalmente, emigraron personas del mismo estado de Michoacán, como Parácuaro y Apatzingán, así como de los estados de Sinaloa y Guerrero. 

En 1938, por un decreto de expropiación, estos terrenos fueron transformados en cooperativa ejidal. 

El 3 de febrero de 1942, Nueva Italia se separó del municipio de Parácuaro y se formó el nuevo municipio de Zaragoza. En 1969 cambió de nombre al de municipio de Múgica. 

Nueva Italia es considerado el ejido más grande de México, con más de 22 000 hectáreas. 

Su riqueza estriba en el cultivo de limón, toronja y mango entre otros, por lo que el alcalde Raymundo Arreola Ortega, sigue insistiendo en que el municipio es un paraíso para invertir, por ello, abrió las puertas a los hombres de negocios dándoles facilidades para que canalicen sus capitales a la zona. 

Además, es uno de los municipios tranquilos, libre de violencia, porque señala el alcalde, la seguridad es primero, y si hay seguridad habrá inversión. 

Sigue pidiendo a los gobiernos estatal y federal que volteen los ojos a Nueva Italia, y que no sea una ciudad de paso, sino que se invierta para que haya un mejor desarrollo económico. 

Su gente es amable y también posee una gran riqueza en gastronomía. 

La morisqueta levanta polémica sobre su origen. 

No cabe duda que al presidente municipal de Nueva Italia, (Múgica) Raymundo Arreola Ortega, le gusta levantar polémica, pero una polémica sana, como una manera de llamar la atención para que el gobierno federal, el de Michoacán y los hombres de negocios, vean a ese lugar de Tierra Caliente como una tierra de oportunidades para invertir. 

Pues resulta que hace tiempo, se inició una polémica sobre el origen de este rico platillo, pues se dice que en La Nueva nació la morisqueta, pero los municipios aledaños como Apatzingán, Gabriel Zamora, Parácuaro, entre otros, se adjudica su origen, y claro que se desató un debate que cruzó las fronteras, pero eso le sirvió al municipio porque fue reconocido pero la cosa no paró ahí, pues Arreola Ortega se reunió con productores de queso adobera de la región y les comunicó que trabajará para gestionar una figura legal que reconozca la calidad del queso que elaboran y se le dé un valor agregado a esta labor que realizan tradicionalmente de manera artesanal. 

Pero en toda la zona de tierra caliente muchas familias se dedican a la elaboración de queso adobera y por lógica levanto polémica porque muchos municipios se quieren adjudicar su origen, al igual que la morisqueta. 

No se sabe en qué paró la cosa, pero de Lograr la denominación de origen del famoso queso adobera sería un gran avance, pues hay que recordar que esa actividad predomina en la región desde hace poco más de 100 años y por su calidad y carácter artesanal ha abierto de manera informal los mercados de Estados Unidos.