• Con Iván Pérez Negrón, Morelia seguirá en la mediocridad
  • Memo Valencia no pudo en Tepalcatepec, menos podrá con la capital michoacana
  • De los tres no se hace uno
  • Marx Aguirre, sería la mejor opción, dicen los que saben
  • De manera cobarde fueron atacados los policías en el municipio de Aguililla

José Cruz Delgado

Morelia, la capital michoacana está de mal en peor, pues de los supuestos punteros que podrían ganar la presidencia municipal, ninguno garantiza nada bueno.

Mire usted, Memo Valencia, del PRI, fue alcalde en su natal Tepalcatepec, de donde salió huyendo y no va porque los ciudadanos lo detestan, tan es así que una vez que fue lo corrieron a huevazos.

Lo más negro de Memo es que creó un movimiento llamado Revolución de Social en Morelia, que le ha servido como bandera política y para violar los derechos humanos de las personas.

Poncho Martínez, que va por el PAN y PRD, conocido como El Virrey o Pinocho, por mentiroso, tuvo también la oportunidad de gobernar Morelia, y su papel fue gris y mediocre, solo lo rebasó Raúl Morón Orozco.

Tuvo la mejor oportunidad y la dejó ir, pero eso sí, hacía unos pachangones dignos de un Virrey, de ahí el mote.

Iván Pérez Negrón, de Morena, es un negro personaje que siendo diputado federal propuso y se aprobó, que les quitaran el subsidio a los niños con cáncer, con esa acción canallesca se ganó el repudio generalizado.

Bueno, pues de ganar, dijo que dará continuidad al trabajo de Raúl Morón, o sea, Morelia seguirá hundida en la mediocridad.

Pero eso sí, se ha convertido en fiel defensor de Raúl Morón.

Por cierto, los llamados servidores de la Nación, que es el ejército electoral privado de Andrés Manuel López Obrador, ya empezaron con el trabajo sucio y andan amenazando a quienes reciben algún apoyo del gobierno federal y les dicen que si no votan por Morena dichos apoyos se les va quitar, esas acciones ilegales están solapadas por la Secretaria de Bienestar en cada uno de los estados.

Mire usted, aparte de estos tres personajes, hay otras opciones, dicen los que saben, pues hay una mujer con amplia trayectoria, honesta y valiente de nombre Marx Aguirre Ochoa, quien también está compitiendo por la alcaldía de Morelia por el Partido Verde, asegura que, si los morelianos ya no quieren más de lo mismo, sería la alternativa.

Alfonso Martínez, Memo Valencia e Iván Pérez Negrón, tienen algo en común, los tres fueron impuestos.

ISRAEL PATRÓN REYES Y SILVANO… El gobernador Silvano Aureoles prometió en Aguililla que iba a devolver la paz y la tranquilidad, pues lo cumplió, y de manera valerosa, el secretario de Seguridad Pública, Israel Patrón Reyes fue el encargado de la encomienda, para ello se desplazó a dicho municipio con un centenar de elementos y desbloquearon los accesos para que la gente pudiera transitar libremente, ya que los bloqueos en las vías impedían a la población el acceso a derechos como atención médica, el surtir alimentos, educación y para atender cualquier otra necesidad que tuviera.

Lógicamente que los delincuentes no se iban a quedar cruzados de brazos y reaccionaron de manera violenta atacando cobardemente con un dron con explosivos a los valerosos policías que dejó como saldo dos heridos, pues ni siquiera tuvieron el valor de enfrentarlos de frente.

SI JESÚS ES REPUDIADO, EL CASTILLISTA ELIGIO LO, ES MÁS, Y NO SE DIGA AGUSTÍN TRUJILLO… Con deseos no se gana una elección, se gana con trabajo, trabajo que no tiene el CDE del Partido Revolucionario Institucional por las traiciones e imposiciones de presidentes, como fueron los casos de Jesús Hernández Peña y Eligio González, imposiciones que desataron la ira de los priistas.

Eligio representa más de lo mismo, corrieron al discípulo del Dios Baco, pero la situación es la misma, o sea es la misma gata, nomás revolcada, siguen los mismos vicios, la misma corrupción, solo cambiaron al jefe de la pandilla, con Eligio nada cambió. Fue producto de dos imposiciones, primero en la CNOP y luego en el CDE del PRI, e igual que el anterior, son repudiados por la militancia.

Y todavía, Eligio tuvo el descaro de desearles éxito a las y los candidatos a presidentes municipales, a las planillas compuestas por síndicos y regidores y a las fórmulas de diputados locales.

El esfuerzo para ganar será de los candidatos y no será mérito de los nefastos integrantes del comité estatal del tricolor.

Por cierto, los personajes más detestables por la militancia priista son Jesús Hernández, Agustín Trujillo, Eligio González y un tal Hugo Contreras.