El presidente se enferma cuando:

  1. a) La estrategia contra el COVID en México está calificada como una de las peores a nivel mundial.
  2. b) Se publica un libro que desmantela las falsedades de López-Gatell.
  3. c) Cuando se están acabando la ridícula cantidad de vacunas y no hay fecha para que lleguen más.
  4. d) Cuando la encargada de la estrategia nacional de vacunación renuncia por «motivos personales».
  5. e) Cuando arrecian las críticas porque están vacunando primero los «arrastrados de la Nación».
  6. f) Cuando la mayoría de los hospitales están saturados y a punto del colapso.
  7. g) Cuando se descubre que – obviamente – él y sus allegados fueron los primeros en vacunarse contra toda falsa calendarización.
  8. h) Cuando están a punto de salir los datos de PIB y empleo 2020.
  9. i) Cuando tuvo que recular y tragarse sus palabras ante la total ineptitud para la compra e inoculación de vacunas.
  10. j) Cuando al parecer saldrá a la luz que NO hubo más gasto en compra de vacunas y están «OJO, desaparecidos» Nada más y nada menos que $120,000´000,000 Ciento veinte mil millones de pesos.

Teoría:

Decirse contagiado le generará simpatías, y cuando «se recupere», dirá: «Ya ven, no es tan grave».