sábado, junio 25, 2022
Inicio Destacas La mascarilla, primera defensa

La mascarilla, primera defensa

La Redacción

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha puesto como una cuestión indispensable especialmente en lugares cerrados el uso del cubrebocas en el contexto de la pandemia a causa del COVID-19.

La población en general que se encuentre en zonas con riesgo de contagio debería utilizar dicho insumo médico dentro de lugares públicos cerrados, como tiendas, oficinas y escuelas, si no se puede mantener distancia física de un metro o los establecimientos tienen deficiente ventilación, esto de acuerdo a la guía de recomendaciones sobre el cubrebocas expedida por la OMS.

La OMS también recomienda que las personas utilicen cubrebocas dentro de su hogar si reciben a un visitante y la casa no tiene suficiente ventilación. El virus SARS-CoV-2 se transmite principalmente por pequeñas gotas que se generan cuando la gente tose, estornuda, canta, habla o respira.

Usar un cubrebocas reduce la emisión de estas gotas, algo especialmente importante para usuarios infectados asintomáticos o presintomáticos que se sienten bien y pueden no ser conscientes de que pueden contagiar a los demás.

En este sentido el Centro Universitario de Alternativas Medicas a cargo del doctor David Hidalgo trabaja en la creación de cubrebocas magnéticos que permitan una eficiente protección para el portador.

“Son una herramienta muy importante que hemos diseñado tan pronto inicio la pandemia, si bien ya se usa el cubrebocas, nosotros optamos por agregarle algunos puntos de acupuntura que por medio de magnetismo se puede estimular una mejor salud”, afirmó el doctor Hidalgo.

Agregó, “el material de cual está hecho el cubrebocas se encuentra certificado, el corazón de este producto es el polipropileno, normalmente las reglas internacionales nos hablan de un grosor de 30 micas y se habla de un tricapa”.

El cubrebocas es reutilizable y cuenta con cerca de 5 mil micras, siete capas, además se puede utilizar por meses con los debidos cuidados adecuados, es lavable y por el tipo de material permite la respiración a diferencia de otros que la dificultan.

Dicho insumo cuenta también con una mica que permite la protección total del rostro, ya que muchas veces los microorganismos logran entrar al cuerpo a través de los ojos en ese aspecto la mica es una buena opción para protegerse aún más.

“La mica está hecha de un material que se desarrolló durante la pandemia por algunas empresas internacionales y que se utiliza en estos cubrebocas. Siempre hemos pensado utilizar la tecnología, la modernidad en conjunto con la parte de la medicina tradicional, es decir conocimientos ancestrales junto con la modernidad dan los elementos que hoy en día nos pueden ayudar a mejorar la salud, señalo David Hidalgo.