Héctor Méndez 

Buen detalle ha tenido la doctora Claudia Sheinbaum, jefa de gobierno de la Ciudad de México en cuanto a seguir unos días más en semáforo naranja y no cambiarlo nuevamente a color rojo.

La titular del ejecutivo en la capital del país, ha confiado en la buena voluntad de los que viven en la CDMX, pero desgraciadamente no todos son responsables y cumplidores ya que pareciera que poco interesa que nuestra ciudad pueda cambiar a semáforo rojo demostrando que somos inconscientes por no guardar las medidas sanitarias pertinentes como la llamada sana distancia y el uso del cubrebocas para evitar más contagios de coronavirus.

Esta situación nos ha rebasado rotundamente por no cumplir con lo que la autoridad de salud nos exige, sobre todo en la Ciudad de México, que se encuentra en los primeros lugares de contagios por COVID-19.

Ahora que se alargará la cuarentena, esto no solo perjudicará a la economía, sino que nuevamente serán totalmente cerrados restaurantes, tiendas, plazas y todo tipo de negocios que apenas estaban iniciando después de siete meses cerrados.

Cabe destacar que la jefa de Gobierno ha tenido un buen gesto para todo el comercio, pero la mala voluntad de ignorantes que no creen en esta pandemia son los responsables de que la Ciudad de México siga en alza de contagios, lamentablemente así son las cosas, por unos cuantos pagan todos.

En la mayoría de las alcaldías los contagios y muertes no han disminuido, otras más como Iztacalco han cooperado para que el número de casos descienda, el alcalde Armando Quintero ha cumplido con la labor de no aumentar el número de contagios en su comunidad. En esta demarcación se han logrado sanitizar las colonias que tienen más índice de transmisión.

Otra alcaldía que también está cumpliendo y ha sido responsable en el manejo de la pandemia es Iztapalapa a cargo de Clara Brugada Molina, quien también trabaja para evitar más contagios en su comunidad, al igual que la alcaldía Álvaro Obregón dirigida por la campechana Layda Sansores que, aunque malgastado su presupuesto en visitas a su natal estado, ha cumplido en mejorar la alcaldía, evitando la contaminación y otros problemas.

La Gustavo A. Madero, también sigue progresando en cuanto a este tema, la alcaldía que dirige Francisco Chíguil Figueroa, que, aunque es una de las más grandes de la capital del país, ha minorado los contagios de esta pandemia, cabe destacar que, aunque otras alcaldías están en semáforo naranja, esta semana podrían regresar a color rojo, si continúa el aumento de casos por SARS-CoV-2.

Azcapotzalco de mal en peor

Azcapotzalco, sigue con su mala administración en distintos temas uno de ellos es la pésima estrategia que se ha implementado para contener los casos de COVID-19, esta demarcación es una de las más afectadas por este virus, ya que ocupa el nivel más alto de mortalidad de la Ciudad de México.

De acuerdo con el Portal de Datos del Gobierno, Azcapotzalco cuenta con 8 mil 580 contagios, 745 defunciones y una mortalidad de 179.64 fallecimientos por cada 100 mil habitantes. A esto se suma que en días pasados autoridades federales hallaron una toma clandestina, ello, luego de detectarse un fuerte olor a combustible en el ambiente sobre la calle Poniente 150, entre Norte 45 y Norte 59, de la mencionada colonia.

Pero esto poco le interesa al alcalde Vidal Llerenas, quien prefiere estar en los homenajes del príncipe de la canción, José José, que atender los temas importantes.