Los Legionarios de Cristo afirmaron que se someterán a una investigación de la Santa Sede por la negligencia y el encubrimiento de los abusos cometidos por el padre Fernando Martínez Suárez contra menores de edad.

En un comunicado de prensa, la organización religiosa informó que los miembros aseguraron su plena colaboración en esta investigación interna, así como con las instancias civiles.

«La Congregación se someterá a una investigación, en coordinación con el Dicasterio competente de la Santa Sede, para individuar las responsabilidades personales por negligencia o encubrimiento en este caso», expresó.

«Desde ahora la Congregación de los Legionarios de Cristo y los miembros individuales de nuestro territorio que han sido mencionados públicamente en este contexto aseguran su plena colaboración con esta investigación, así como con las instancias civiles que decidan acoger las denuncias presentadas en relación con este caso».

Asimismo, la agrupación dijo sentirse avergonzada por su negligencia en la gestión de las denuncias.