Al menos 95 personas han muerto en Cuba a causa de la violencia policial entre 2018 y 2023 y otras 287 la han sufrido en ataques sin consecuencias mortales, denunciaron este viernes organizaciones de derechos humanos.

Los datos fueron presentados en Madrid por el Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) y el medio digital elTOQUE que respalda la Fundación Colectivo Más Voces.

Entre las víctimas hay algunos nombres y rostros conocidos, pero una gran parte continúa bajo la sombra de las injusticias cotidianas que el Gobierno intenta ocultar” en Cuba, advirtieron en un comunicado.

La identificación de 382 víctimas fue posible por denuncias de particulares, de activistas y organizaciones entre las que citaron a Cubalex, Justicia 11J, Archivo Cuba, Proyecto Inventario y Prisoners Defenders.