El Gobierno de México comenzará a recibir la vacuna contra COVID-19 de Pfizer de sus plantas en Estados Unidos, que antes solo servían para el consumo en ese país, reveló el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Es oportuno dar a conocer que se están adelantando estas entregas de Pfizer porque van a dejar de enviarnos la vacuna Pfizer de Europa y ahora la van a enviar de las plantas de Estados Unidos”, aseveró el mandatario en su rueda de prensa matutina.

Desde el Gobierno de Donald Trump, Estados Unidos reservó la producción de vacunas en su territorio para su propia población, pero el presidente Joe Biden prometió este miércoles, en su primer discurso ante el Congreso, que EE.UU. se “convertirá en un arsenal de vacunas para otros países”.

López Obrador ya había negociado con Biden en marzo el “préstamo” de 2.7 millones de vacunas de AstraZeneca fabricadas en Estados Unidos y el martes reconoció la reciente decisión de Biden de compartir con el mundo 60 millones de unidades de este fármaco.

México obtendrá esta semana cerca de 2 millones de vacunas de Pfizer desde la planta de Bélgica para un total de 10.6 millones recibidas de las 34.4 millones contratadas, indicó Zoé Robledo, director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), al recibir un nuevo lote en el aeropuerto capitalino.