La migración irregular de menores de 18 años que pasan por México creció 61.9 por ciento interanual de enero a agosto de 2023, con casi 63 mil migrantes detectados, según un informe presentado por la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim).

Además, se ha repatriado en ese mismo periodo a casi 18 mil personas de entre 0 y 17 años de Estados Unidos a México, lo que representa un aumento de 2.5 por ciento con respecto al periodo anterior, añadió el reporte.

El estudio de la Redim mostró que la pobreza, la falta de oportunidades, la violencia y la reunificación familiar son las principales causas que impulsan la migración infantil en países de Centroamérica.

“Esto visibiliza las situaciones que llevan a niños, niñas y adolescentes a migrar en la región”, señaló Tania Ramírez, directora de la Redim, durante la presentación del informe.

De acuerdo con Ramírez, los contextos políticos e históricos de conflictos en la región, además de los sociales originados por la expropiación de tierras, la crisis climática, la violencia de género y la reciente pandemia por COVID-19 han provocado procesos de movilidad humana en la búsqueda de mejores condiciones de vida.