El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, no tiene previsto ponerse en cuarentena a pesar de que su principal portavoz de prensa haya dado positivo a coronavirus COVID-19, anunció este domingo en un comunicado otro vocero de la oficina vicepresidencial.

El citado portavoz, Devin O’Malley, aseguró que Pence volverá al trabajo mañana lunes y desmintió de esa forma un artículo de la agencia Bloomberg, que citando tres funcionarios familiarizados con la situación, aseguraba que el vicepresidente estaba aislado en su residencia.

“El vicepresidente Pence continuará siguiendo los consejos de la unidad médica de la Casa Blanca y no está en cuarentena. Además, el vicepresidente Pence ha dado negativo (en coronavirus) todos los días y planea estar en la Casa Blanca mañana”, manifestó la citada fuente.

De acuerdo a otro funcionario, citado por las cadenas NBC y CNN, Pence ha puesto “algo de distancia” con otros empleados de la Casa Blanca este fin de semana, pero “no hay restricción” en ninguna de sus actividades.

De acuerdo con la versión oficial de la Casa Blanca, Pence dio negativo este domingo a la prueba de coronavirus.