La jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, comentó que pese a la presentación del plan gradual hacia la nueva normalidad en la capital, es necesario continuar con las medidas de sana distancia, pues la ciudad se mantiene en semáforo rojo y siguen aumentando el número de hospitalizaciones.

«A todos nos gustaría regresar a nuestra vida cotidiana, pero necesitamos mantener lo que hemos logrado hasta ahora, no aflojemos el paso, cuidémonos entre todos, nadie está exento de contagio y de la gravedad del mismo, aún es tiempo de quedarse en casa, pero estoy convencida de que con la responsabilidad que caracterizado a la gran mayoría de los habitantes de la ciudad, juntos vamos a salir adelante», comentó.

Recordó que las restricciones implementadas por la contingencia se mantienen hasta el 15 de junio, sin embargo, a partir del 1 de junio se reinician algunas actividades, con protocolos estrictos de sana distancia como la construcción y otras actividades económicas esenciales.