Franco Coppola, nuncio apostólico en México, lamentó la caída de católicos en México según datos proporcionados por el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (Inegi).

Cuando estemos frente de Él (Dios), el dueño de la mies, nos pedirá cuenta de los talentos, muchos, que nos ha confiado: un pueblo católico, fiel y devoto a Santa María de Guadalupe. No es una de las cien ovejas las que hemos perdido… ¡es una cuarta parte de las ovejas!“, argumentó al participar en la inauguración de la 110 asamblea ordinaria de los obispos mexicanos.

“La disminución de la población católica en esta tierra Guadalupana es sumamente preocupante. Estamos constatando ahora, con mayor claridad, cuánto –en los últimos decenios- la formación en la fe no había logrado ni ha logrado, como tal vez pensamos o como hubiésemos querido, penetrar a fondo en los bautizados”, dijo.

Datos del Censo 2020 mostraron una reducción de 5 por ciento de católicos en la población mexicana ante el avance del secularismo y el protestantismo. El Inegi documento que el 77.7 por ciento de la población mexicana era católica en 2020 frente al 82.7 por ciento de 2010.

Coppola hizo un llamado a los obispos mexicanos a reconocer que los métodos “tradicionales” hoy no funcionan, ni pueden funcionar en prácticamente ninguna de las áreas de la evangelización.