La ola de calor que azota a España, una de las tres más cálidas de principios de junio desde que hay registros y la más temprana en décadas, seguirá dejando un ambiente asfixiante en casi todo el país al menos hasta el próximo domingo.

Pocos récords de temperaturas hasta ahora pero con registros entre 7 y 12 grados superiores a lo normal para la época, con casi todo el país en alerta por calor, teniendo en cuenta que en España aún es primavera.

De hecho, solo dos regiones, Asturias, en el norte, y Canarias, en el Atlántico, no están en alerta, mientras que la mitad del país activó el aviso de peligro importante por temperaturas que sobrepasarán los 40 grados a mediodía y el resto, el riesgo medio.

Según indicó Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología de España (Aemet), esta ola de calor no es la más intensa en España a mediados de año, ya que hasta ahora lo ha sido la que tuvo lugar del 26 de junio al 1 de julio de 2019, cuando se batieron récords de este mes y del año entero.

A pesar de ello, desde el pasado fin de semana los termómetros están disparados en toda España y entre los valores más altos registrados destacan los 43.2º de la localidad de Almadén, en el centro del país, el domingo 12, o los 27.4 de mínima en Osuna, al sur, en la madrugada del lunes.