El número de muertos en un operativo policial que tuvo lugar el jueves en una favela de Río de Janeiro aumentó de 25 a 28, según informó este viernes la Policía, en medio de las denuncias de supuestas “ejecuciones” cometidas por los agentes durante la acción.

La Policía Civil de Río actualizó el balance de víctimas y sumó tres nuevos fallecidos, sin dar más detalles al respecto, según confirmaron fuentes de la corporación.

El operativo, desplegado al parecer para combatir el reclutamiento de menores por parte de una banda de traficantes, terminó convirtiéndose en la “mayor masacre” policial en la historia de Río de Janeiro, según asociaciones de Derechos Humanos.

La acción ocurrió en la favela de Jacarezinho, en la zona norte de la capital fluminense, y acabó con la muerte de 27 presuntos criminales y un uniformado.