Estados

 Implementan Programa Emergente para atención directa de recuperación de tierras y ejidos en comunidades yucatecas

 

Por Guillermo Pimentel Balderas

Tulum, Quintana Roo. Para preservar el orden y paz social, así como para alentar el desarrollo y productividad del campo, la Procuraduría Agraria lleva a cabo diversas acciones para atender directamente los conflictos que presentan los sujetos y núcleos agrarios de la Península de Yucatán.

Es decir, se da atención en forma directa para solucionar conflictos agrarios en el medio rural, así como la mediación e intervención en presuntos actos de despojo y/o venta ilegal de terrenos en propiedad social de ejidos y comunidades pues son tareas y compromisos indeclinables del Estado mexicano.

Bajo estos preceptos, y en cumplimiento de la instrucción dictada por el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, en su visita a Tulum, Quintana Roo, el Procurador Agrario, Luis Hernández Palacios Mirón, dio a conocer que la institución a su cargo, junto con otras dependencias federales, implementó el Programa Emergente de Restitución, Resarcimiento y Reordenamiento de los Núcleos Agrarios para atención de conflictos en tierras yucatecas.

Por ello, agregó, es muy significativo el acto al que concurrieron representantes de Comisariados Ejidales y de Bienes Comunales de 52 núcleos de la región; evento realizado en Ixil, al norte de la Península de Yucatán.

Hernández Palacios Mirón, en este evento, destacó el interés y compromiso gubernamental para asesorar a los sujetos agrarios en la defensa de sus derechos y territorios: “Hoy, nos acompañan siete dependencias del Gobierno Federal para poder avanzar con ustedes no sólo en el rescate del territorio, sino en generar condiciones de su aprovechamiento sustentable, para generar bienestar y desarrollo en beneficio de ustedes”, les dijo.

Recordó que el territorio que se está defendiendo no es sólo para la agricultura o el desarrollo forestal; es tierra, es agua superficial, es selva, es bosque, es biodiversidad, es conocimiento tradicional, son lugares sagrados y es la fuerza moral e histórica de los pueblos, afirmó.

“Por eso, considero que lo peor que puede pasar es la división de los núcleos, porque eso los hace débiles y vulnerables”, advirtió.

Luego, el funcionario federal subrayó que la política neoliberal, cuando abandonó el apoyo al campo, generó mayor pobreza, marginación y migración y, sobre eso es que los empresarios se han aprovechado para que en condiciones inequitativas vayan con procesos de adquisición de tierras.

A este respecto, parafraseando  al Presidente, dijo: “Nadie por encima de la ley; al margen de la ley nada”.

Como parte de diagnóstico realizado, precisó, se tienen identificados los núcleos agrarios que presentan algún tipo de problemática, para ser incluidos en el Programa Emergente, por lo que anunció, que la dependencia a su cargo está llevando a cabo, en este momento, 52 juicios agrarios de nulidad de actas de asambleas fraudulentas donde fueron despojados los ejidatarios.

Posteriormente el Procurador Agrario participó en un foro de las comunidades afectadas por despojo de tierras en la zona, donde escuchó la problemática que actualmente enfrentan.