MEX6300.CIUDAD DE MÉXICO (MÉXICO), 30/08/2020.-Ciudadanos mexicanos acuden a firmar hoy la propuesta para enjuiciar a expresidentes de México, en una de las principales calles del centro de la Ciudad de México (México). Ciudadanos mexicanos comenzaron a recabar firmas para solicitar a las autoridades la convocatoria de una consulta ciudadana a fin de decidir si se debe investigar y enjuiciar por corrupción y otros delitos a los expresidentes de México. EFE/José Pazos

Cualquier destino, por largo y complicado que sea, 

consta en realidad de un solo momento: 

el momento en que el hombre sabe para siempre quién es. 

Jorge Luis Borges 

Arturo Suárez Ramírez / @arturosuarez 

Estimado lector, gracias. En septiembre del 2014, cuando Enrique Peña Nieto era presidente, nos regaló una de sus frases que lo marcaron, aunque ya era el rey de los memes y burlas en las redes sociales, sostuvo que para combatir la corrupción se debería partir de reconocer que es un asunto de orden cultural. Y su gabinete nos mostró que hicieron de la corrupción un instrumento cotidiano, desde el poder desfalcaron, desviaron y se enriquecieron varios de su gabinete que hoy tienen procesos abiertos. 

A la corrupción imperante del viejo y nuevo PRI había que sumar la de los 12 años del panismo que prometieron un cambio, pero nada pasó, ese fue un punto de arranque en que López Obrador fundamentó sus tres campañas presidenciales, señalando, criticando, poniéndoles nombres y apellidos a los que les acuñó el término “mafia del poder”, tenía razón, aunque hoy los superiores morales se parecen mucho a los del pasado, la corrupción más rancia y grosera se cierne sobre la 4T. 

Así se dieron a conocer escándalos como las toallas de Vicente Fox, los hijos de Martha que hacían negocio al amparo de su padrastro y ella gobernando, los contratos millonarios de Pemex a la familia de Juan Camilo Mouriño que era secretario de Gobernación, el fatídico caso de la guardería ABC con familiares de Margarita Zavala involucrados, la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, la Casa Blanca de Angelica Rivera y la de Malinalco de Luis Videgaray, la estafa maestra de Rosario Robles, Oceanografía, Odebrecht, no alcanzaría ningún periódico para desglosar tanto. 

Luego de la toma de protesta de López en San Lázaro, se trasladó al Zócalo capitalino para pronunciar su primer discurso al pueblo de México, ahí insistió que terminaría con la corrupción, que nadie en su gobierno estaría excepto de pagar si se les comprobara un caso, no había protección para familiares, hijos, esposa, hermanos, primos, compadres. Estábamos felices porque ese mal, la corrupción llegaba a su fin con los superiores morales, por ella se había empobrecido al pueblo, nunca más gobiernos corruptos, imposible no recordar al otro López a López Portillo. 

Los meses pasaron y los desencantos, hasta naturales de la política nacional llegaron, apareció el patrimonio inmobiliario de Manuel Bartlett y los contratos de su hijo, los malos manejos denunciados en la Conade que señalan a Ana Gabriela Guevara, los contratos del IMSS a las empresas del hermano de Zoé Robledo director de ese instituto, López-Gatell minimizando el problema de falta de medicamentos y a los niños con cáncer, Alfonso Romo y sus negocios mientras era jefe de la Oficina de la Presidencia, Yeidckol Polevnsky y Andy López hablando de como justificar gastos lo mismo que Jesús Ramírez Cuevas. 

Mención aparte merecen el hermano y la prima. Pío López Obrador recibiendo fajos de billetes en efectivo para su movimiento que fueron calificados de aportaciones ¿qué hubiera dicho López Obrador si fuera oposición? Mientras que Felipa Obrador y sus contratos con Pemex que salieron a la luz por una investigación periodística, claro con el afán de meterle el pie al tabasqueño, pero si no hubiera sido así, no le hubieran cancelado los contratos. 

El 9 de diciembre se marca en el calendario como el Día Internacional de la Lucha Contra la Corrupción, instituido por la ONU, este es un mal que aqueja, en mayor o menor medida, a todos los países del orbe, sobre todo a los más pobres. 

En nuestro país PRI, PAN, PRD, los otros y los morenos nos han quedado a deber, la mayoría exonerados porque las investigaciones las hacen sus amigos. Por lo pronto López no sabe barrer las escaleras y su ejemplo no basta, ya no nos espanta con aquello del petate del muerto. 

Entre Palabras 

El Senado confirmó como nueva integrante del Inegi a la ex secretaria de Economía, Graciela Márquez Colín. ¡Ahora si avalarán los otros datos del presidente! 

Escríbeme tus comentarios al correo suartu@gmail.com y sígueme en la cuenta de Instagram en @arturosuarez_. 

Hasta la próxima.