Impuestos a plataformas digitales extranjeras, ganancia para el gobierno: senador Monreal

Somos aquello en lo que creemos,

aún sin darnos cuenta.

Carlos Monsiváis

Arturo Suárez Ramírez / @arturosuarez

Estimado lector, gracias. La soberbia es una característica de la mayoría de los integrantes de la 4T, siguen fielmente el ejemplo que sale todos los días de Palacio Nacional, son intolerantes, agresivos y tienen la tentación de la censura a flor de piel, nadie tiene la razón sólo ellos. Parece estrategia aquella lanzada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, “o estás conmigo o contra mí” y eso cierra la posibilidad de un diálogo, que según ellos siempre está abierto.

Los guiños con la intolerancia son constantes y si su patrón, López Obrador, es el ejemplo que da, pues no se puede esperar nada diferente. Dos ejemplos claros en esta semana, primero el caso de John Ackerman y Ricardo Monreal Ávila. Segundo, de nueva cuenta Porfirio Muñoz Ledo, les pone el dedo en la llaga a los morenos, y los dos casos los han hecho rabiar, mostrando de que están hechos.

Vamos por partes. La semana pasada, Carlos Loret de Mola, dio a conocer un reportaje donde se hace referencia a varias propiedades de la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval y su esposo, el académico John Ackerman. Por supuesto que les hirvió la sangre porque Loret trae pleito casado con López Obrador. De inmediato el también conductor Ackerman, salió a intentar justificar que no tenían por qué hacer público su declaración patrimonial, pero no se mostró transparente ante la acusación.

Ackerman Rose, fue un intenso critico de Felipe Calderón y de Peña nieto, pero ahora no reaccionó de manera pensante. En ese mismo programa se presentó el senador Ricardo Monreal, en entrevista con el periodista mostró lo que no han podido hacer los de la 4T, tolerancia, escuchar y contestar con argumentos. Esto encendió la mecha de Ackerman y Sandoval, para tachar prácticamente de traidor al zacatecano. El ideólogo morenista perdió la dimensión y exigió la destitución de la coordinación de la bancada de ese partido en el Senado.

El otro caso, de nueva cuenta Porfirio Muñoz Ledo, deja claro que existen políticos de altura, con colmillo largo y retorcido, con sentido común y los otros, los del montón, bajo la sombra del jefe. Muñoz Ledo no le ha dado un cheque en blanco a la 4T, ni a López Obrador, por ello se vuelve incómodo para el resto de los diputados, quienes toman como orden los deseos de López, no entienden de autonomía.

Así Porfirio Muñoz Ledo defendió la autonomía del INE, que dicho sea de paso es quien organizó la elección donde se eligió al hijo de Macuspana. Pero las críticas no se hicieron esperar por parte de sus compañeros de bancada, esos que lo censuraron en varias ocasiones, no quieren que nada incomode al presidente.

Esos son los casos de esta semana, no escuchan y están prestos a las órdenes que vengan de Palacio Nacional, ¿y se ofenden si les dicen intolerantes?

Porfirio Muñoz Ledo y Ricardo Monreal son un esbozo de la oposición y viene de adentro, con un argumento simple, el sentido común.

Entre Palabras

En el Estado de México ya se logró el control de la pandemia, dice Alfredo del Mazo. ¿En serio?

Escríbeme tus comentarios al correo suartu@gmail.com y sígueme en la cuenta de Instagram en @arturosuarez_.

Hasta la próxima.