Aprende de mí, sino por mis preceptos,

al menos por mi ejemplo,

lo peligroso que es la adquisición de conocimientos.

Mary Shelley

Arturo Suárez Ramírez / @arturosuarez 

En el cuarto de guerra de la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum hay preocupación, me dicen que esta se ha agudizado en los últimos días por el crecimiento a un 23% en las encuestas de Adán Augusto López, quien se ha convertido en su máximo rival por los afectos del presidente y también en la búsqueda de la candidatura presidencial que supuestamente ya tenía prometida pero que se tambalea porque no sube en las encuestas y se encuentra en 44%, pero sus negativos van al alza. Mientras tanto Marcelo Ebrard se encuentra estancado y Monreal prácticamente con los dos pies fuera de Morena, pero operando silenciosamente.

A la lista de preocupaciones se suma lo mal que va la Ciudad de México, aunque en los discursos Sheinbaum Pardo imita a su patrón y construye una realidad alterna a base de peroratas, pero los que viajamos y caminamos la capital, sabemos de qué pie cojea, solo como ejemplo está el metro que en algunas estaciones se encuentra en ruinas, han pasado cuatro años de su administración y ha hecho crisis como el incendio de las instalaciones de la calle de Delicias, la caída de la Línea 12 con sus 27 muertos, y en lo cotidiano retrasos, fallas en trenes, abandono de mantenimiento en escaleras, los elevadores para discapacitados no funcionan, los bebederos son basura y una larga lista.

Esas condiciones ya son usadas por varios de los que pretenden la Jefatura de Gobierno y que pertenecen a la oposición para hacer denuncias en redes sociales y vaya que hay material en el transporte, inseguridad, baches, cobro de piso y mucho más. Aquí se lo he dicho, si la oposición se articula y cohesiona como en la elección intermedia del 2021 tiene la oportunidad de arrebatarle la Ciudad de México a López Obrador y Claudia Sheinbaum que perdieron nueve alcaldías y que desde ya se están arrebatando como jauría hambrienta las posibles candidaturas, hay división y se va a poner peor conforme se acerque el tiempo de las definiciones.

Pero los que llevan mano y encabezan las listas para competir en el 2024 son los panistas, como la senadora Kenia López Rabadán que todos los días tiene exposición en medios y redes sociales con su contra mañanera, se ha convertido en la mancuerna perfecta de Lily Téllez, aunque no gusta su estilo ya figura en la lista de los posibles. Lo mismo la hidalguense Xóchitl Gálvez que ya administró la alcaldía Miguel Hidalgo, que luego perdió con Víctor Hugo Romo, que dejó un gran tiradero y por lo menos sospecha de malos manejos y corrupción.

Sin duda el mejor posicionado es Santiago Taboada con 28% de aprobación, alcalde de Benito Juárez que para muchos es la demarcación mejor administrada y que no oculta sus aspiraciones por gobernar la gran Ciudad de México, ahí quedan las mediciones junto a Lía Limón con 26%, alcaldesa en Álvaro Obregón que es una calca de Taboada y sus acciones, después Sandra Cuevas con el estruendo y su frivolidad pero que está en la pelea por el 2024. Los demás no tienen posibilidades, también se nombra al titular de Miguel Hidalgo, Mauricio Tabe tan solo con un 6%, pero el pobre no ha podido con el paquete, se enfermó de prepotencia igual que su equipo y nada resuelve, por si fuera poco, queda para el recuerdo el triste episodio de su padre amenazando a otro funcionario con el cebollero, en ese momento murieron sus aspiraciones.

La marcha en defensa del INE en que se movilizaron a más de 200 mil personas, el discurso y pelea de López Obrador con la clase media y aspiracionista de la capital nos dan el indicio que están preocupados porque hay altas posibilidades de que la pierdan, aunque falta mucho para el 2024, no se lo pueden dejar todo a la suerte y a las grandes fallas y abandono de Claudia Sheinbaum… Pero mejor ahí la dejamos.

Escríbeme tus comentarios al correo suartu@gmail.com y sígueme en la cuenta de Instagram en @arturosuarez_.

Hasta la próxima.