Es preciso que soporte dos o tres

orugas si quiero conocer a las mariposas.

Antoine de Saint-Exupéry

Arturo Suárez Ramírez / @arturosuarez

Estimado lector, gracias. Todas las cosas, así como todos los males tienen un origen y sin duda alguna una varias de estas dolencias que siguen consumiendo al país es la inseguridad en todas sus formas, los cárteles de las drogas, el secuestro, la extorsión, el asesinato, la violencia de género y los feminicidios, los desplazados, las viudas, las familias que buscan a sus desaparecidos, esto se incrementó en el país en el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa, quien ahora se dice perseguido político.

Con una elección turbulenta y abanderado en el “haiga sido como haiga sido”, el yunquista llegó en 2006 a Los Pinos, juró el cargo a hurtadillas como entran los ladrones, con un desorden en San Lázaro, el Pejelagarto descalificó el proceso electoral, puso en entredicho al árbitro de la contienda, le quitó la legitimidad a Felipe Calderón cuando este no quiso el recuento del voto por voto, las reglas eran esas y así la jugaron, López lo llamó “pelele”, le dijo “espurio”, enrareció el clima social y eso empujó al panista a declarar la guerra contra el crimen organizado con el afán de legitimarse.

Las cosas no terminaron bien en el sexenio de Vicente Fox, el que sacó al PRI de Los Pinos daba bandazos y Martha Sahagún terminó tomando decisiones, ya para el 2005 el crimen estaba desatado, el gobierno del cambio sobrepasado, EU internó armas al país y se perdió el control, los cárteles de las drogas en franco crecimiento y sin freno, esto se agudizó con la llegada de Felipe Calderón y su super policía Genaro García Luna, acusado por la corte de Nueva York de nexos con el crimen organizado.

A toro pasado se ven muy fáciles las cosas, se le olvida al expanista que estuvo denunciado en la Corte Internacional de Justicia en La Haya por delitos de lesa humanidad, insisto todos los males tienen un origen y la inseguridad se desbordó con Calderón, que dicho sea de paso no se movía nada sin que él estuviera enterado, por eso es poco creíble que no fuera de su conocimiento el actuar de García Luna, ahí están los textos periodísticos y testimonios que no son pocos y que incluso lo involucran, que habría protegido y jugado a favor de una organización delincuencial.

No se pueden olvidar los casos de corrupción de los contratos millonarios entre la familia de su secretario de Gobernación, el finado Juan Camilo Mouriño, y Petróleos Mexicanos, los excesos del Ejército al que sacó a las calles y que ni Peña ni López pudieron regresar a los cuarteles.

Un presidente cuestionado por su prepotencia, frialdad y hasta por su supuesto gusto por el trago, ese presidentito que lo increparon en varias ocasiones madres con lágrimas en los ojos porque no encontraban a sus hijos. Un personaje que no ha querido dejar el poder porque lo mareó y lo disfrutó, quiso imponer a su esposa Margarita Zavala en dos ocasiones y fracasó, quisieron su partido y no lo lograron, regresaron al PAN para buscar posiciones, diputaciones y agazaparse para el 2024.

La administración calderonista no pudo con el narcotráfico, es el origen de tanto dolor, es verdad que López y su 4T no ha podido con los grandes problemas del país, y si no hay rumbo, esta puede ser la puerta de entrada a los ultraderechistas, hay que ver la historia del sur del continente… pero mejor ahí la dejamos.

Entre Palabras

La extensión del mandato del ministro Zaldívar va, así lo quiere el presidente y en San Lázaro se la van a cumplir.

Escríbeme tus comentarios al correo suartu@gmail.com y sígueme en la cuenta de Instagram en @arturosuarez_.