Edmundo Olivares Alcalá

La corrupción que impera en la Alcaldía de Coyoacán, que encabeza Manuel Negrete ArIas, quedo al descubierto durante una reunión con los concejales quienes dieron a conocer la opacidad y poca claridad en el presupuesto como la entrega de programas sociales.

Al estilo del PRD, quien lo apoyó para ser elegido por los habitantes de la Alcaldía, el exfutbolista de la UNAM, “revivió a los muertos”, para que aparecieran publicados en el padrón de beneficiarios 2020, que los “vivos”, amigos, familiares, recomendados, compadres y conocidos, fueran beneficiados.

Llueven denuncias de trabajadores, molestias de vecinos y hasta de concejales por la inequidad y corrupción imperante en la alcaldía, donde existen desde la anterior directora General de Desarrollo social Sagrario Gutiérrez Novales, un sin número de fechorías.

En específico los programas sociales que salieron publicados en el padrón de beneficiarios, donde un gran número de los nombres y apellidos de los beneficiarios están incorrectos o invertidos, con el fin de que no recibieran el beneficio.

En el programa de crónico-degenerativos es peor, el 60 por ciento de la lista de beneficiarios corresponden a las colonias, Carmen Serdán, Culhuacanes, donde vive la subdirectora de salud, Paula Mendoza Cortés, quien tuvo a su cargo la recepción de documentos e integración de los expedientes.

La funcionaria, por la tarde-noche, con el apoyo de la Policía Auxiliar de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), sacaron de la oficina de la Dirección General de Desarrollo Social, documentos oficiales para quitar a gente inscrita de Coyoacán, por personas de Iztacalco, Iztapalapa y del Estado de Guerrero.

Los trabajadores quienes se percataron de estas anomalías, por temor a represalias se mantienen en el anonimato, pero han denunciado como salieron también un gran número de beneficiarios que jamás acudieron a los puntos de recepción y entrega de documentos.

Los funcionarios aprovechando la contingencia sanitaria, sacaban ilegalmente parte de los documentos en cajas para después cambiarlos e incorporarlos a los programas, donde vive la funcionaria de la subdirección de Salud, y se van a ejercer más de ocho millones de pesos.

Dejaron a la deriva a los habitantes de las colonias de más alta marginación y vulnerabilidad, de Coyoacán.

Los cómplices de estas acciones de corrupción, Cómplices son solapados por el taxista, hoy convertido a Director General de Desarrollo Social Salvador Ayala Delgado.

Situación verdaderamente desastrosa e indigna pues sin haber llevado a cabo el proceso como lo marcan las reglas de operación, hicieron que por horas de espera cientos de personas de la tercera edad, permanecieron bajo las inclemencias del tiempo, y finalmente no recibieron nada.

Otras quejas de adultos mayores que aparecen en lista de resultados oficiales de la alcaldía, se burlan de ellos al indicarles que el presupuesto aún no llega, y que regresen otro día.

El Director General de Desarrollo Social, Salvador Ayala Delgado, se burla de estas personas de la tercera edad y no les entrega sus apoyos a pesar de que estaban inscritos en el programa de crónico-degenerativos en 2019 y según debería llevarse un control de su padecimiento.

El alcalde Manuel Negrete Arias, tiene plano conocimiento de las irregularidades que se presentan en la Dirección de Desarrollo Social, pero desde la anterior directora de Desarrollo Social no hace nada para impedirlo.

Pues lo que impera es favorecer a su gente, a los amigos, recomendados, gente de su partido el PRD, familiares u otras personas antes que el bienestar llegue a quien más lo necesita.

Las quejas ensombrecen el oscuro liderazgo de Negrete, por la corrupción que ha destacado en su administración principalmente Desarrollo Social, vía pública, mercados, áreas de verificación de establecimientos, etc. amén de las ausencias como él y de los funcionarios en las demás áreas, ahora justificándose con el covid19.

Cabe señalar que estas anomalías se dieron a conocer oportunamente por la Directora de Desarrollo comunitario y Salud Lic. Elizabeth Tapia Silva, quien sufrió amenazas de muerte por denunciar irregularidades en la alcaldía.

Y al no aceptar situaciones que desbordan la legalidad en perjuicio de quien más lo necesita, es víctima de persecución y violencia laboral tumultuosa, al extremo de someterla con órdenes de aprensión sino firmaba documentos que los favorecieran.

El colmo a sabiendas que la contraloría general de la CDMX está en investigación su administración por los programas sociales, presiona con grupos afines a sus intereses para recabar firmas para que la jefa de gobierno de la Ciudad de México, haga entrega de programas sociales.

Cuando deben supervisar y garantizar la entrega legal, equitativa y sin desvíos de los apoyos destinados a la ciudadanía.

El 30 y 31 de enero del presente año, la Alcaldía de Coyoacán publicó la Gaceta oficial de la Ciudad de México, para el ejercicio fiscal 2020 las reglas de operación para los programas sociales denominados “Fomentando la Cultura, el Arte, Igualdad y Seguridad”, “Apoyo Integral a Jefas y Jefes de Familia” “Apoyo a Personas con Enfermedades Crónico-Degenerativas”, todos para el ejercicio fiscal 2020”.

Con un desbordante e inequitativo presupuesto con más de 35 millones de pesos del Programa Fomentando la Cultura, el Arte, Igualdad y Seguridad, con los cuales se pretende beneficiar solamente a 290 personas de los más de 167 mil jóvenes de entre 18 y 35 años que habitan en la demarcación. Que tuvo observaciones y está en proceso de investigación por haber sido otorgado a personas ajenas a la demarcación provenientes de otras alcaldías y hasta del estado de México.