Legisladores a nivel federal y del Congreso de la Ciudad de México manifestaron su respaldo a la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, y advirtieron a los congresos estatales que el llamado ‘pin parental‘ viola la Constitución Política.

La Comisión Para la Igualdad de Género del Senado de la República manifestó que como representantes populares, los legisladores deben dejar sus creencias personales de lado y ajustar su actuación a lo establecido en el artículo 1 de la Constitución.

De esta forma, la Comisión exhortó a no aprobar leyes contrarias a la educación científica, laica e inclusiva.

El llamado pin parental violenta los derechos humanos y diversas disposiciones constitucionales. Es una medida que se opone a la construcción de una sociedad equitativa, inclusiva, bien informada y responsable, además niega el derecho a una educación con perspectiva de género, como un paso fundamental para garantizar el derecho de todas las niñas y mujeres a una vida libre de violencia”, expuso.

Aunque reconocieron como libertad de expresión el que personas y representantes populares promuevan el pin parental, los legisladores alertaron que algunas asociaciones civiles, vinculadas con posiciones ultraconservadoras, han lanzado una campaña de ‘linchamiento’ mediático contra la secretaria Sánchez Cordero.