El tricampeón del mundo de Fórmula 1, el brasileño Nelson Piquet, se disculpó con el piloto británico Lewis Hamilton tras proferir un comentario racista aunque alegó haber sido malinterpretado.

Piquet hizo un comentario en el transcurso de una entrevista televisiva en la que llamó “neguinho” (negrito) al siete veces campeón del mundo de la máxima categoría del automovilismo, lo que generó una fuerte polémica y una ola de condenas en todo el ámbito de la Fórmula 1.

“Lo que dije fue desafortunado, y no defiendo eso, pero voy a dejar claro que el término es uno de esos que desde hace mucho e históricamente son usados de forma coloquial en portugués brasileño como sinónimo de ‘tipo’ o ‘persona’ y nunca con intención de ofender”, justificó Piquet en un comunicado.

El brasileño subrayó que nunca “usaría” la palabra por la que fue “acusado en algunas traducciones” y afirmó que su objetivo no fue “menospreciar a un piloto debido al color de su piel”.

“Me disculpo con todos los que fueron afectados, incluido Lewis, que es un gran piloto, pero la traducción en algunos medios y que ahora circula en las redes sociales no es correcta”, agregó.