Tras las suspensiones de jueces a la reforma de la Ley de la Industria Eléctrica, Morena condenó que el Poder Judicial no defienda “los intereses del pueblo de México” y, por el contrario, “proteja los negocios de una minoría rapaz“.

Esto luego de que el juez Juan Pablo Gómez Fierro concediera la suspensión definitiva de la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica impulsada por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En un comunicado la dirigencia nacional de Morena, aseguró que por más de tres décadas los recursos petroleros y la energía eléctrica significaron un gran negocio para “la élite rapaz y corrupta”, quienes mientras gobernaban “sacó provecho enriqueciéndose a costa del debilitamiento de la soberanía nacional”.

La derecha se sigue oponiendo a que avance la Transformación, se dedicaron a hacer negocios al amparo el poder público y hoy quieren frenar la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica que acaba con las privatizaciones de los gobiernos del PRI y del PAN, fortalece la soberanía y seguridad energética del país y abre el camino para que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) vuelva a ser palanca de desarrollo económico, beneficiando así a todas las familias mexicanas y no solo a unos cuantos”, se recalcó.

Señaló que, desde sus inicios, Morena ha luchado por detener la privatización energética que promovió el PRIAN, así como por evitar que continúe la “red de corrupción que los gobiernos neoliberales han tejido en complicidad con empresas extranjeras”.