José Cruz Delgado 

Mire usted, si hay un hombre honesto y valiente es el diputado federal por el PRD Francisco Huacuz, quien ha denunciado la violencia que existe en Michoacán, tanto en el estado como desde la tribuna del Congreso de la Unión, no se achica, y pues bien merece la candidatura al Senado, pero pues se sabe que rollo traerán en su partido que lo quieren bajar del macho,  pues ya están candidateando a la presidenta municipal de Salvador Escalante, Araceli Saucedo Reyes, quien no le llega a los talones políticamente hablando a Paco Huacuz, alguien le quiere hacer una chicanada y ojalá no sea su partido al cual pertenece, que haya levantado la mano la alcaldesa, está en todo su derecho, pero nada tiene que hacer ante el diputado que goza de mucha popularidad.

ANDA ENCABRONADO LÓPEZ OBRADOR PORQUE DESCUBREN SU PERVERSIDAD… Andrés Manuel López Obrador anda súper encabronado con los medios de comunicación no afines a su desprestigiada Transformación de Cuarta (4T), sobre todo con aquellos valientes periodistas y medios de comunicación que se han atrevido a desnudar la cruda realidad de la desgracia que dejó el huracán Otis en el estado de Guerrero.

Lo que le duele al fallido cuatrotero es que salga a la luz pública su ineptitud para afrontar una situación de esta magnitud, el abandono en que tiene al puerto de Acapulco, ya no sabe si quitarse de enfrente, hacerse un lado o echarse para atrás, está tan impactado por su fallido montaje y baja popularidad que descarga su odio contra aquel periodista o medio de comunicación atrevido que está en el lugar de los hechos y narra lo que realmente sucede con los damnificados desmintiendo las versiones del presidente que sigue mintiendo y evadiendo la realidad del estado guerrerense.

Dije en una entrega anterior que el gobierno federal aprovecha la tragedia con fines propagandísticos y electorales a través de los mal llamados Siervos de la Nación quienes condicionan la poca o mucha ayuda que va fluyendo, ojo, no por parte del gobierno federal, sino de la sociedad civil.

Es lamentable que la ayuda de la sociedad civil la maneje el gobierno federal como si fuera suya, reitero, todo con fines electorales, hasta ese grado llega la locura del señor que vive en Palacio Nacional.