• Sin precedentes el apoyo a mujeres víctimas de violencia
  • Urge en la mujer la cultura de la denuncia
  • Para que no haya impunidad debe denunciar
  • Firma ayuntamiento convenio de la reparación del daño

José Cruz Delgado

Hay que reconocer el gran esfuerzo que realiza el presidente municipal de Morelia, Alfonso Martínez Alcázar, para erradicar la violencia contra las mujeres, el apoyo que se les brinda a las víctimas, junto con su esposa Paola Delgadillo es sin precedentes, algo que ninguna autoridad local había hecho.

Hoy, las mujeres saben que cuentan con el apoyo de la autoridad local, que tienen una mano amiga a quien acudir en caso de ser violentadas, incluso, que pueden contar con un refugio digno para ellas y sus hijos si lo requieren.

Para Poncho, una de sus muchas prioridades es atender a mujeres violentadas, y lo ha tomado un compromiso social con el municipio de Morelia.

Pero llama la atención que puso en marcha el proyecto Programas y Acciones para Mujeres Egresadas de Refugios y Núcleos cuidadores de Victimas Indirectas.

El año pasado, la capital michoacana estaba en tercer lugar a nivel nacional en violencia de género y gracias a las acciones implementadas por el municipio se ha logrado salir de la lista al ya no estar en las primeras 40 ciudades de México.

Mire usted, para atender a mujeres víctimas de la violencia se abrió un refugio para darles atención, que atiende no solo a las morelianas, también de otros municipios como Uruapan, Pátzcuaro, Tacámbaro, Quiroga, Cuitzeo, Pichátaro. Además de estados como: Oaxaca, Querétaro, Ciudad de México, Estado de México, y de los países de Colombia y Cuba.

Fue por ello que la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, hizo un reconocimiento al ayuntamiento moreliano por implementar acciones efectivas para reducir la violencia en contra de las mujeres, y colocar a la capital con una clara tendencia a la baja en relación con la incidencia nacional.

Sin duda, para lograr bajar la violencia contra las mujeres ha sido un gran esfuerzo, un

trabajo intermunicipal, de acciones conjuntas que repercuten en disminuir varios delitos, gracias al esfuerzo de diferentes áreas que se han involucrado en materia preventiva, para que haya consecuencias en las agresiones a las mujeres, se de seguimiento a los casos y se resguarden a las mujeres mediante los diferentes Puntos Naranjas instalados en la ciudad.

La dependencia federal casi coincidió con la subsecretaria de derechos humanos de la secretaría de gobierno, Elvia Higuera, en el sentido de que Morelia registra una disminución en feminicidios y violencia familiar, inercia que no se ha reflejado en el país.

Según reportes, hay una disminución del 75 por ciento de feminicidios en Morelia, mientras Higuera consideró que es del cien por ciento.

Se dijo que para combatir la violencia contra las mujeres, 18 dependencias municipales están involucradas al desarrollar 70 acciones, entre ellas, la ruta especial para mujeres, Puntos Naranjas, Buzones Naranjas, capacitaciones en defensa personal, prevención de trata, así como una intérprete permanente en Lengua de Señas Mexicana.

Se suma importancia ha Sido en este tema Paola Delgadillo, una mujer comprometida con las causas sociales, y sobre todo con las de las mujeres.

La Casa Refugio cuenta con la participación activa de la Policía de Morelia con la Unidad de Atención Especial para la Violencia de Género.

Tiene razón el edil, la cultura del machismo y la violencia en contra de la mujer debe erradicarse por completo y para ello pide hace un frente común.

También dice que los refugios no debieran existir por lo que significan: la existencia de la violencia contra la mujer, sus causas y en algunos casos sus desenlaces fatales, por lo que se ha manifestado a favor de la pronta erradicación de este flagelo de la sociedad.

Sin embargo, como dice Paola Delgadillo, este proyecto dará esperanza a decenas de mujeres morelianas y se podrá avanzar en construir un “Morelia que brille con la construcción de paz para todas”.

Por cierto, Poncho Martínez siempre se ha pronunciado porque caiga todo el peso de la ley para quienes violenten a las mujeres y ha hecho llamados a las autoridades a qué pongan el ejemplo y hagan valer aplicando todo el peso de la ley para castigar a quienes violentadores de féminas.

Qué bueno que se esté trabajando en garantizar la seguridad de las mujeres, pero también es necesario concientizarlas de que para aplicar la ley es necesario denunciar a sus agresiones, de otra manera seguirán gozando de impunidad.

Lamentablemente, y disculpe usted, pero en muchas ocasiones, las víctimas no denuncian porque se

encuentran en una situación compleja de vulnerabilidad, al depender económicamente de sus agresores, y dicen que si los meten a la cárcel cómo le van hacer para mantener a sus hijos, incluso, esa es una amenaza del violentador.

«Si me denuncias y me meten a la cárcel a ver quién les va a dar de comer a tus hijos», esa es la advertencia, por lo que muchas mujeres prefieren guardar silencio soportando golpes y humillaciones todo por el «bien de sus hijos», y no se dan cuenta que con esa actitud pasiva las hijas siguen el mismo patrón y los hijos las mismas conductas agresivas de sus padres.

Lamentablemente, poco o nada se hace por inculcar la cultura de la denuncia en las mujeres. Ojalá, la Comisión Estatal de Derechos Humanos, la Subsecretaría de Derechos Humanos del gobierno del estado y demás

dependencias involucradas tomen cartas en este importante tema, porque si hay cultura de denuncia habría menos impunidad y menos agresiones hacia las mujeres.

Pero también que haya políticas públicas en favor de las denunciantes para que no queden desamparadas y puedan salir adelante junto con sus hijos e hijas.

Por cierto, hace días, el Ayuntamiento de Morelia y la Comisión Estatal Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEEAV) concretaron el convenio de la Reparación Integral del Daño a las Víctimas Indirectas en respuesta a la recomendación 036/2021 realizado por la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) y que constó en el cumplimiento de siete puntos.

El desahogo de esta recomendación consistió en una compensación económica por daño inmaterial; una disculpa pública solicitada a las víctimas indirectas y el trabajo coordinado con la CEEAV y la CEDH, a través de Sindicatura, con el objetivo de trazar la ruta para el cumplimiento de este convenio.

El presidente Municipal Alfonso Martínez Alcázar dijo

que a partir de la firma de este convenio, se establece un parteaguas en Morelia y en el estado, ya que, por primera vez, hay un gobierno que reconoce una violación y afronta la consecuencia institucional que ello representa; lo que de ahora en adelante será un antecedente para que desde el gobierno municipal se trabaje en la profesionalización a la Policía de Morelia y a los servidores públicos con el objetivo de no repetir estas violaciones.

La secretaria técnica de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos Irma Nora Valencia Reyes y Josué Alfonso Mejía Pineda, Comisionado Ejecutivo de Atención a Víctimas en Michoacán, en su momento reconocieron al Ayuntamiento de Morelia para cumplir con los fallos y sentencias emitidas no obstante tratarse de un ilícito que se registró en otra administración (2018-2021).